30 de September de 2012 00:01

Cuatro cambios de serie numérica en 108 años de historia telefónica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En la década de los años 20, llamar a un teléfono fijo era simple y complicado a la vez. Aunque los usuarios debían memorizar solo tres dígitos para comunicarse, no contaban con teléfono en casa y debían trasladarse a la única cabina telefónica de la ciudad.

En el Quito de esa época, el Palacio de Telecomunicaciones, como se denominaba al centro de operaciones telefónicas, se ubicó en lo que hoy es la Vicepresidencia de la República (en la calle Benalcázar, entre Chile y Espejo).

Para llamar a alguien, el usuario debía levantar con una mano el auricular del teléfono y ponerlo cerca de su oído. Luego, con la otra mano debía sostener una suerte de micrófono y colocarlo a 10 centímetros de su boca.

Después, dictaba uno por uno los números a una operadora que luego de confirmar los dígitos, transfería la llamada. Pero antes de escuchar a su interlocutor, el usuario debía jalar varias veces una palanca de arriba hacia abajo antes de estar plenamente conectado y listo para hablar.

Una llamada entre Quito y Guayaquil costaba 3 sucres por tres minutos. “Para entonces era un servicio caro”, señala el libro ‘Historia de telecomunicaciones del país’, editado por Andinatel.

Guayaquil fue la primera ciudad que contó con servicio telefónico. Los primeros registros datan de 1904 y señalan que existían en esa ciudad alrededor de 400 abonados. Hoy más de 2,2 millones de ecuatorianos cuentan con el servicio telefónico fijo y existen en el país más de 16 millones de líneas telefónicas móviles.

Hacia los años 40, con el incremento de la población y de usuarios de teléfono, los números de las líneas aumentaron de tres a cinco dígitos tanto en Quito como en Guayaquil.

De ello da cuenta el historiador, Enrique Ayala Mora. Los aparatos también cambiaron. Ya no era necesario comunicarse primero con una operadora para llamar, sino que el mismo usuario podía marcar los números girando varias veces una rodela o disco.

Ya en los años 50, el número de dígitos en las principales ciudades del país cambió de cinco a seis. Sin embargo, en varias provincias, aún permanecían con tres dígitos porque era menor su población y los abonados.

Mary Jácome, guarandeña de 53 años, recuerda que en su época colegial uno de sus mayores gustos era hablar a través de un “teléfono antiguo”.

A modo de juego, se trasladaba de del Colegio Monseñor Cándido Rada, donde estudiaba, al Instituto Técnico Guaranda para llamar a sus compañeras de aula.

La razón: allí existía un aparato cuya base era de madera; para hablar debía sostener en una mano el micrófono que tenía forma alargada y en la otra el auricular, que era más pequeño. En la base de madera estaba una rueda que sostenía los números.

En los años 80, entraron los aparatos con teclado digital desplazando a los de disco y en el año 2001, las líneas de telefonía fija aumentaron sus dígitos de seis a siete números.

La telefonía celular

Muy lejos de ser un teléfono inalámbrico, como los que llegaron al país en la década de los 90, José Velepanga, de 54 años, recuerda a su ‘ladrillo’. Un celular enorme que tenía antena. La señal llegaba hasta Machachi (cantón de Pichincha) y pagaba alrededor de 800 000 sucres por las llamadas que recibía y las que hacía. Él debía marcar ocho dígitos para entablar una comunicación móvil.

De igual manera Cecilia Medina, recuerda que en 1998, su novio le regaló un celular que al igual que José, lo llamaba ‘mi ladrillo’. “Con relación a los teléfonos de ahora, esos teléfonos eran horribles, pero en esa época eran lo máximo”. Ella lo utilizó siete años. Se le caía y apenas se raspaba. “Lo cambié porque cuando recibía llamadas y estaba en la calle, la gente me miraba de forma extraña”, recuerda entre sonrisas.

Era 1994. Porta, ahora Claro, inició con la operación móvil en el país en ese año. Tres años después, Bell South, ahora Movistar, entraba a competir en el mercado. En el 2003, Alegro (ahora CNT) ingresó a Ecuador.

En el 2001, los números de los celulares pasaron de ocho a nueve dígitos y desde hoy, los usuarios deberán recordar 10 números.

En 1982 el primer teléfono celular comercializado en Estados Unidos, según el libro ‘Historia de la telecomunicaciones’, pesaba casi 1 kilogramo y medía 33 centímetros “La batería no permitía hablar más de una hora y costaba USD 4 000”. detalla.

Lo que debe saber antes de actualizar los contactos en el celular

Si usted tiene  un ‘smartphone’ puede utilizar aplicaciones gratuitas  desarrolladas por las  operadoras. Además, en cada móvil hay una aplicación de contactos que le permite pasar sus contactos a Internet, actualizar el número y volver a importarlo al teléfono.

Antes de  actualizar los contactos recuerde que en su teléfono también tiene  números  locales. Por ello, debe cuidar que la aplicación  para el cambio de dígito solo modifique   los números celulares.

Los equipos se  sincronizan con las portátiles conectadas a Internet. Esto aplica a los ‘smartphones’: iPhone (IOS); Samsung (Android); BlackBerry (RIM). Al actualizar el móvil, con aplicaciones de almacenamiento de contactos e insertar un nuevo número en Excel.

Para incluir el décimo dígito en el programa   Excel, el usuario debe seguir los siguientes pasos. Primero,   copie  todos los números de sus contactos a una  hoja de cálculo de Excel. Por ejemplo, en el caso de tener 10  contactos, los pegará entre las celdas A1 y A10. Luego en una celda contigua  (B1), aplique la fórmula:  =A1+9E8. Con ello se aplicará el décimo  dígito “9”al primer contacto.   

Para que la fórmula se copie a todos los contactos ingresados, ubíquese  en la celda B1, donde aplicó la fórmula por primera vez. Luego ubique el cursor del ‘mouse’ en el extremo derecho de abajo de la celda hasta que le aparezca una cruz negra. Cuando esta aparezca, presione el botón izquierdo  del ‘mouse’ y manténgalo presionado mientras jala hacia abajo para que la fórmula cubra las   10 celdas siguientes en la columna. Con ello se copiará la fórmula a las celdas siguientes y aparecerán los contactos originales con el décimo dígito “9”.      

Antes de copiar   sus contactos con el décimo dígito ya incorporado desde  Excel de regreso a  su celular tiene que añadir nuevamente el “0” inicial, porque este se elimina automáticamente al ingresar el número a Excel. Para ello, marque todas las celdas donde quiera añadir el “0” inicial, presione el botón derecho  del mouse y en el menú desplegado escoja la opción “Formato de celda”. Luego, escoja la opción “Personalizada” y en la opción “Tipo”, introduzca la fórmula  “0?????????”.  
Recuerde que  para realizar recargas de minutos o pago de facturas de telefonía celular a través de los diferentes canales de las entidades bancarias  deberá tomar en cuenta que a partir de hoy son 10 dígitos.

Para los teléfonos  que no tienen acceso a Internet ni  cable de conexión para el computador el usuario puede actualizar los números a medida que reciba o realice llamadas móviles. Así podrá editar su lista de contactos.  

El aumento de  un nuevo dígito no tiene incidencia en las aplicaciones para mensajería instantánea que utilizan los ‘smartphones’ como Whatsapp, Viber, Hey Tell. A pesar de que se utiliza un número de celular, la identificación se realiza a través del mismo aparato.
En el empadronamiento   de celulares, la injerencia de un nuevo dígito no modifica la lista existente.


Clic aquí para ver la infografía

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)