5 de November de 2011 00:04

Crisis europea marcó agenda del G-20

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La cumbre del G20, que finalizó ayer en Cannes (en el sur de Francia) centró su agenda en la crisis económica de la Zona Euro y la posibilidad de que se agrave por las dificultades políticas que afronta el Gobierno de Grecia, encabezado por Giorgios Papandreu.

El Primer Ministro griego tuvo que dar marcha atrás al anuncio de convocar a un referendo para que la población aprobara el
plan de rescate y ajuste financiero de Grecia, propuesto por la Unión Europea (UE) la semana pasada. Este incluía la inyección de 132 000 millones de euros (USD 180 000 millones) para reducir en un 50% la deuda del país mediterráneo.

Pasada la medianoche de ayer, Papandreu obtuvo el voto de confianza del Parlamento griego para que confirmara su permanencia en el poder y dé luz verde al rescate del país mediterráneo.

Este no solo incluye la entrega de recursos para que Grecia mitigue sus obligaciones, sino además una serie de medidas de ajuste fiscal como el recorte de la burocracia y las prestaciones sociales durante los próximos cinco años a fin de que el país disminuya su gasto público.

Papandreu recibió el respaldo de 153 de los 298 legisladores presentes en el Parlamento, integrado por 300 miembros. Por el 'no' votaron 145 parlamentarios y no hubo abstenciones.

Previo a la votación, el Jefe de gobierno dio un vehemente discurso en el que instó a inaugurar una nueva etapa y calificó a las resoluciones de la UE como la "última oportunidad" para su país, altamente endeudado.

El Primer Ministro indicó que ahora se necesita un amplio consenso político. También consideró que el Gobierno requiere de la confianza de la población, necesaria para la estabilidad del país.

Por su parte, el ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, pidió la formación de un gobierno de transición hasta el próximo lunes ante la situación "muy seria" que atraviesa el país.

"El gobierno de transición debería estar en funciones hasta fines de febrero. Entonces se deberían celebrar elecciones, "indicó el Ministro de Finanzas, que es considerado el posible nuevo primer ministro, en el caso de que Papandreu renuncie al cargo.

De no conseguir el voto de confianza del Congreso, Papandreu habría tenido que renunciar y la aprobación del plan de rescate de la UE por parte del Gobierno de Atenas habría estado en peligro.

En ese escenario, la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) difícilmente habrían entregado el pago de 8 000 millones de euros que quedó suspendido y formaba parte del primer salvataje a Grecia acordado en el 2010.

Estos fondos se destinarán, entre otros gastos, a cancelar deudas por más de 3 000 millones de euros que tiene el Estado griego.
Horas antes de la sesión del Legislativo en Grecia y frente a la incertidumbre los mercados bursátiles cerraron a la baja en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.

Ello, por temor a que se agrave la crisis en Grecia y la economía mundial caiga en recesión.
Bajo ese contexto, el G-20 colocó las finanzas italianas bajo la observación internacional.

El FMI controlará en el futuro el saneamiento presupuestario del país altamente endeudado y con ello vulnerable. La Eurozona encargó a la Comisión Europea que enviara la primera misión a Roma la próxima semana.

Los líderes del Grupo de los 20 también se refirieron en sus comparecencias a la decisión de fortalecer el FMI para potenciar su capacidad de actuación ante las crisis. Pero no pudo concretarse la forma en que se dará ese impulso a la institución y, por consiguiente, a las economías más afectadas por la crisis, reportaron las agencias internacionales.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)