Controversia entre comuneros y la empresa china Ecuacorriente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

La minera china Ecuacorriente mantuvo una disputa en días pasados con un grupo de campesinos en Zamora Chinchipe, debido al derrocamiento de una capilla y una escuela en la parroquia de Tundayme.

Esta población es la más cercana al proyecto Mirador, en el cantón El Pangui, donde la minera prevé extraer cobre a partir del próximo año.

Según Luis Sánchez, presidente de la Organización de Acción Social Cóndor Mirador, conformada por finqueros de la zona, 50 policías y guardias de seguridad llegaron el lunes pasado al barrio San Marcos, en Tundayme, para resguardar a los empleados de Ecuacorriente, quienes se hicieron presentes en el lugar para derrocar una capilla y una escuela.

Sánchez sostiene que además de los inmuebles se destruyeron basureros y juegos infantiles que fueron instalados en el exterior de la escuela.

Sostiene que el hecho se dio pese a la negativa de decenas de finqueros, quienes sostienen que el terreno donde estaba la escuela y la capilla fueron donados para uso comunal.

Sin embargo, Ecuacorriente informó ayer que desde el 2006 es propietaria de un terreno donde se encontraba el barrio San Marcos.

Sostiene que por ello firmó acuerdos con los exposesionarios, pero que un grupo de ciudadanos ingresó a la propiedad en días pasados aduciendo falta de pago, sin tener sustento.

Debido a las obras que se realizarán en Mirador, la empresa informó que procedió a derrocar una escuela unidocente y una capilla deshabilitada.

Pero previamente firmó dos convenios, con el Ministerio de Educación y el Vicariato de Zamora, a fin de entregar obras de compensación por el hecho.

  • 2 015 es el año en que mirador comenzaría a producir
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)