14 de August de 2010 00:00

Controle las plagas y los hongos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

Las plantas sufren de diferentes tipos de enfermedades producidas por insectos, bacterias... En esta época del año cuando se registran bajas temperaturas, heladas y vientos, aparecen varios tipos de plagas y hongos.

Según el agrónomo azuayo, Boris Goercke, en el primer caso están los gusanos que cortan las hojas o raíces y provocan heridas. Por allí entran los hongos que absorben los nutrientes.

Las plagas dejan manchas cafés o negras que secan a la planta. Las plagas masticadores y chupadores (pulgones, piojillos, cochinillas) pican y succionan los líquidos nutritivos (savia y clorofila) y enferman a la planta.

Se multiplican cuando hay humedad y bajas temperaturas. Los hongos viven de forma parasitaria y los más perjudiciales en verano son la roya, el oídio, la botritis y el fusarium. Cuando proliferan, combatirlas de forma natural, es complicado, dice la jardinera Glenda Macas.

Ella recomienda prevenir. Comprar plantas sin enfermedades, plagas o heridas. “Hay que elegir especies aptas para el clima donde se vive y fertilizar el suelo, de preferencia con potasio para mejorar la resistencia natural de la planta a las plagas”.

La fumigación y la prevención

Hay que podar las plantas afectadas con hongos o plagas. Es necesario eliminar la maleza y las hojas y flores enfermas. Eso evitará la proliferación de la plaga.

Si un hongo acabó con una planta no hay que sembrar otra en la misma maceta porque la tierra está contaminada. Hay que desinfectar con agua hirviendo.

No se aconseja el uso de químicos (insecticidas, fungicidas...) en los jardines pequeños porque hay que utilizar la dosis y en el momento correcto.

Hay plagas que son controladores naturales de otras. Por ejemplo, las mariquitas se comen a los pulgones y sirven para frenar a los insectos perjudiciales para la planta.

Siembre plantas aromáticas rodeando el jardín. El olor que emana la salvia, la ruda, lavanda, la menta, el tomillo, la albaca y otras variedades alejan a los hongos, gusanos y los pulgones.

En una bandeja de agua coloque colillas de tabaco y deje reposar un día. Con esa mezcla riegue las plantas afectadas con hongos o la cochinilla.

Licúe ajo, ají y ruda. Luego mezcle con aloe, jabón azul en un recipiente con agua. Con el resultante fumigue a las plantas. Esa mezcla controla a las plagas.

Hay un repelente para los pulgones. Se debe colocar un trozo de papel de aluminio que al reflejar la luminosidad del sol les molesta y mueren. Debe estar apoyado en la tierra.

Para atacar a los hongos es aconsejable hervir cebolla, ajo, canela y hojas de frambuesa en cinco litros de agua. Deje reposar, enfriar y fumigue.

Una trampa para la mosca blanca es las bandas de plástico de color amarillo y humedecidas con aceite. Deben ser colocadas en el jardín. A la mosca le atrae el amarillo.

Acostumbre a mantener las plantas limpias, eso reducirá las posibilidades de que sufran cualquier tipo de plagas. Para limpiar las hojas utilice un plumero o un trapo humedecido.

En el caso que quiera eliminar los ácaros hay que mezclar agua con detergente. Después déjelo enfriar y fumigue las plantas con ese líquido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)