27 de December de 2011 00:03

Cambistas pagan menos por euros

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los coletazos de la crisis de la Unión Europea (UE) ya golpean los ahorros y negocios vinculados con el euro, en el país. En los últimos días la cotización de la moneda europea se ha reducido y los interesados en venderla o en abrir cuentas bancarias en euros para ahorrar se han frenado en Guayaquil.

Hace seis meses la moneda se cotizaba en USD 1,32 para la compra y 1,38 para la venta en el mercado local. Pero ayer, ya se ubicó en USD 1,20 y 1,26, respectivamente.

De ahí que el negocio de la compraventa de euros haya bajado en más de un 40%. Es decir, ya no hay muchos clientes que demanden y oferten en estos días.

Los 45 vendedores que se distribuyen en la zona bancaria y que tienen su centro de operaciones en la calle 9 de Octubre ahora se pelean por captar clientes.

Janinne Aguilar se dedica desde hace un año a comprar euros y al día solo atiende a unas tres personas. “Está flojo el día y se compra pocos euros. Solo he negociado 400 euros cuando suele ser mucho más. Diciembre es flojo pero ya en enero próximo se recupera y se mueve el negocio”.

Los más afectados son los turistas y migrantes que buscan cambiar sus euros, pero ahora reciben menos dólares.

Jorge Paladines, que radica en Italia y vino a Guayaquil a pasar las festividades de Navidad y Fin de Año, muestra su malestar a la hora de cambiar los euros a dólares. “En Europa me dan por cada euro hasta USD 1,39 y acá me quieren dar menos. Aunque sean centavos, sí afecta cuando uno cambia grandes cantidades”.

Paladines trataba de cambiar 600 euros y no perder USD 100 en el cambio, ya que le ofrecían USD 720 cuando sus cálculos sumaban USD 834.

Según las estadísticas del Banco Central del Ecuador (BCE), las remesas en el tercer trimestre del 2011 se ubicaron en USD 597,2, un 4,7% menor a la que se registró en el segundo trimestre. Las remesas llegan más de Italia, España y Estados Unidos.

Para los cambistas es un problema coyuntural. Enrique Aveiga, presidente de la Asociación de Cambistas 25 de Agosto, dijo que con las medidas económicas que se aplican en la UE se va a fortalecer el euro y a reactivar el empleo. “La gente ya no está enviando remesas y los migrantes no vienen a visitar a sus familiares como en años anteriores. Ellos eran los clientes y ya no están”.

Pero las entidades financieras también son afectadas por la crisis del euro. Un reporte del Banco Central del Ecuador revela que la compraventa de euros se redujo en promedio en un 60%. Por ejemplo, entre enero y septiembre del 2011 la venta de euros en las entidades financieras privadas llegó a 648,6 millones de euros (USD 921,8 millones) y en el mismo período del 2010 la cifra fue de 1 414,1 millones de euros (USD 1 951,5 millones). Es decir, se redujo un 54%.

Para Jorge González, analista económico, las causas son la reducción de empleo en España e Italia donde los más afectados fueron los migrantes que se quedaron sin sus trabajos. “Eso se refleja en el mercado, ya que las remesas se redujeron hace meses. Lo mejor que se puede hacer es tener ahorrado en varias monedas para diversificar el riesgo”.

Para Jorge Calderón, director del Centro de Investigaciones de la Universidad de Especialidades Espíritu Santos (UEES), es recomendable que los inversionistas sigan diariamente las cotizaciones para determinar si es necesario ahorrar en euros en estos momentos. “A mediano plazo la moneda europea se recuperará. Hay que analizar el momento más oportuno para comprar o vender euros. Ahora no es rentable tener activos en euros”.

Los analistas sostienen que la crisis obligó a los consumidores a reducir sus gastos y se espera que con las medidas económicas el euro se fortalezca.

 Otros efectos de una crisis   

Tal como ha  ocurrido a lo largo del año, Europa ha venido determinando el apetito de los inversores, lo cual impacta  en los precios de las materias primas, un factor clave para la cotización de las monedas latinoamericanas.

En el caso ecuatoriano, una debilidad de la economía europea pudiera reflejarse en una menor demanda de productos como el banano, camarón, flores, etc., además de una caída en los flujos de  remesas o  de inversión.
 
Sin embargo, Peter Schwaiger, encargado de Negocios de la  Unión Europea en Ecuador, señaló que el ingreso de  los europeos es suficientemente alto como para mantener  el consumo de cacao, banano y otros productos.
 
Una profundización de la crisis de la Unión Europea  podría traducirse en una fuerte salida de capitales de  activos de riesgo en América Latina, generando  más volatilidad sobre los tipos de cambio. Benito Berber, analista de Nomura,  dijo a la agencia Reuters que entre las monedas de la región, el peso mexicano y el peso colombiano se verían afectados.

De ahí que la volatilidad de las monedas obligará a la intervención de los bancos centrales para estabilizar los tipos de cambio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)