El Banco Mundial se 'suavizó' en ocho años

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago Ayala S. Coordinador

El aumento de la línea de crédito del Banco Mundial (BM), al Ecuador, a USD 1 000 millones, anunciado por el Gobierno Nacional, no es una sorpresa.

El organismo multilateral ha venido realizando ajustes a sus políticas crediticias desde fines del 2006, cuando se planteó la meta de reducir la pobreza extrema hasta el 3% de la población, hasta el 2030. Un año más tarde, el Directorio Ejecutivo del BM aprobó la mayor simplificación y reducción que se haya registrado en nueve años de los cargos aplicables a los préstamos para 79 países de ingresos bajo y mediano solventes que son clientes y accionistas del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), una de las cinco instituciones que forman el esqueleto del organismo.

De esa manera, el costo de los préstamos volvió a ser del nivel en vigencia antes del aumento del costo de 1998. "El Grupo del Banco Mundial puede ser un mejor asociado de nuestros países clientes de ingreso mediano, y este es uno de los pasos que intentamos dar para cumplir con ese compromiso", manifestó el entonces presidente del BM, Robert B. Zoellick.

Posteriormente, en el 2012, el organismo anunció reformas a su línea de financiamiento para proyectos de inversión. El objetivo fue ofrecer a los países miembros instrumentos más flexibles, una respuesta más rápida y mejores resultados en términos de desarrollo.

La nueva política entró en vigencia a partir del 2013. En ese momento, Joachim von Amsberg, de Políticas de Operaciones y Servicios a los Países del banco, manifestó: "…Esta iniciativa ayudará a nuestros clientes y a nuestro personal a centrarse más en la solución de problemas, la ejecución y la producción de resultados, y menos en la burocracia".

Dentro de su músculo de créditos, el BM ofrece cupos de préstamos para proyectos que apunten directamente a reducir las desigualdades, la pobreza y mejoren las condiciones de vida de la población.

Los condicionamientos para este tipo de créditos no son otros que el pago cumplido de las acreencias y el reporte de los impactos positivos en estos aspectos, además de las obligaciones financieras de rigor como el pago de tasas de interés (entre el 3 y 4%), las garantías para la ejecución de los proyectos, entre otros.

Según el ministro de Finanzas, Fausto Herrera, el país requiere de USD 2 000 millones adicionales para cubrir las útlimas etapas de ochos proyectos hidroeléctricos. Y, el Presupuesto de este año contemplaba USD 4 900 millones de necesidad de financiamiento.

El Presidente, sin embargo, ha señalado que, de utilizar la línea de crédito del BM, se destinaría a cubrir el déficit. No obstante, eso no puede hacerlo directamente, ya que el organismo no tiene líneas de crédito para equilibrar cuentas.

Puntos de vista

'Pase lo que pase, hay que pagar'
Pablo Dávalos. Analista

El Banco Mundial ha elaborado a lo largo de sus años lo que ellos denominan "Estrategia de Asistencia para el país" (Country Asistence Strategy). Allí se detallan las líneas de crédito, los sectores en los que se va a trabajar, los compromisos que asume un Gobierno, los tiempos en los que se realizarán los desembolsos, las garantías de cumplimiento, etc. Lo que no consta en estos documentos es la fiscalización social a estos préstamos: ¿qué pasa con el país si los programas de mitigación de la pobreza del Banco Mundial no dan ningún resultado? La respuesta está en que el país tiene que pagar esa deuda, independientemente de los resultados que se generen.

'USD 1 000 millones es poco'
Fabián Carrillo. Ex Viceministro de Finanzas y analista

Lo más importante es la actitud del BM en cuanto a las condicionalidades. Cuando el crédito ya no es de ajuste estructural, el BM no requiere un aval del FMI, ya que se trata de financiamiento para determinados proyectos. Es bueno que ya no haya estas condicionalidades, que requerían reformas políticas de restricción del gasto social, a través de cumplir objetivos de reducir el déficit fiscal y el gasto. Y en ese nuevo escenario, la opción del BM luce más atractiva. Sin embargo, un cupo de USD 1 000 millones es muy bajo respecto a las necesidades actuales de financiamiento del Ecuador y para que se pudieran reemplazar los créditos desventajosos con otros gobiernos.

Haga click aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)