Alrededor de 200 mil ecuatorianos ingresaron al mercado laboral en el 2013

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Diego Maldonado, Redactor Elcomercio.com

El 2013 no presentó grandes cambios en los índices de empleo, desempleo y subempleo, respecto a los dos años anteriores.  Diciembre de 2013 muestra un índice del 4,15% de desempleados a nivel nacional, el indicador ha variado negativamente en 0,03%, en comparación al mismo mes del 2012 (4,12%). No obstante, la cifra de ocupados ha crecido de un 50,9% a un 52,49% de la Población Económicamente Activa (PEA), en el mismo período de tiempo.

Estos resultados se dan en la última Encuesta Nacional del Desempleo y Subempleo (ENEMDU) que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos  (INEC) trabaja anualmente. El reporte destaca algunas cifras importantes que ubican la realidad del mercado laboral del país.

La encuesta revela que la PEA, es decir, el número de personas en condiciones de trabajar en el Ecuador, aumentó en el 2013 en 198 740.  Los cambios son más evidentes en el área urbana. En un año, el índice se redujo del 5,04% al 4,86%, pese a que el número de desempleados aumentó en 1398 personas. La cifra de subempleados paso de 1 803 052, en el 2012 a 2 048 474, en el año anterior,  es decir, creció un 13,61%. Finalmente, la cantidad de empleados también creció  a 2 433 934, es decir, 76 948 más que el 2012, esto pese a que el índice se redujo de 52,07% a 51,51%.

Para este estudio, el INEC tomó como referencia a Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato y Machala, donde se analizó el desempleo, subempleo y ocupación plena. (Ver mapa)

La demanda laboral del sector privado subió un 0,6% y llegó a acaparar el 80,13% del mercado laboral, el 19.87% restante corresponde al sector público. No obstante, la tendencia de 8 a 2 se mantiene desde 2007. 

En donde si se ve un cambio significativo es en el porcentaje de afiliados al IESS en relación al mercado laboral,  que pasó del 60,64% en el 2012 al 64,29% en el 2013. Es decir unos 25% más del mercado laboral se ha  afiliado desde el año 2007.

Punto de vista

Jaime Gallegos, catedrático de ciencias económicas de la PUCE, señala que  la leve tendencia de disminución del desempleo y subempleo e incremento de la ocupación plena es positiva y deseable, pero insuficiente debido a que estas cifras no están sincronizadas con el crecimiento económico del Ecuador. El PIB del Ecuador bordea los USD 81 mil millones la tasa de crecimiento de 5%, según datos del Banco Mundial.

Gallegos encuentra algunas variables que determinan un estancamiento en el comportamiento de estas cifras, por ejemplo  la intención del gobierno de formalizar los empleos como una política pública, esto provocaría la reducción de la flexibilidad laboral y afectaría al mercado laboral.

Asimismo  menciona que el  rápido incremento de la Población en Edad de Trabajar (PET); es decir el número de jóvenes que buscan un trabajo, rebasa el ritmo de generación de empleos y, por ende, se engrosa la fila de subempleados. Por otro lado, la tecnología  en muchas industrias ha reemplazado la mano de obra y esto limita las plazas de trabajo.

El  cambio de Matriz Productiva es uno de los proyectos gubernamentales que, entre otras metas, busca reducir el las cifras de desempleo y subempleo. No obstante, la afectación no será tan radical, según el docente. “Son sectores y ramas de la economía  muy específicos los que se benefician con la industrialización”.

Gallegos dice que un real cambio de la matriz productiva empezaría por los sectores “hiperdinámicos”. Señala dos en específico: la agricultura integral, que evitaría que la gente salga del campo a buscar trabajo en la ciudad; y el turismo que mueve la economía de diversos sectores.

También indica que se debe promover el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas para evitar los monopolios, dado que eso también reduce las plazas de trabajo, según el catedrático.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)