El acuerdo con los europeos necesitará más tiempo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carolina Enríquez. Redactora

La negociación de un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) puede cerrarse este año, pero su vigencia tomará un tiempo adicional. Por eso será necesario armar una estrategia que permita a los productos ecuatorianos mantener las preferencias arancelarias, que expiran a fines de este año.

El próximo 31 de diciembre vence el Sistema General de Preferencias Plus (SGP Plus), el cual ha permitido el ingreso al mercado europeo de productos como el atún o el camarón, sin pagar aranceles.

La terminación de esas preferencias pudiera costarle al país USD 465,2 millones al año, entre pérdidas y desvió de exportaciones, según cálculos de la Federación de Exportadores del Ecuador (Fedexpor).

Roberto Aspiazu, director del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), señaló ayer en Manta, donde se realiza la segunda ronda de negociación con la UE, que confía en que este año se cierre la negociación.

Pero lo importante, dice, es que dentro del acuerdo se establezca un régimen de transición para mantener las actuales preferencias arancelarias desde el 1° de enero del 2015.

Y que se logre que el banano ecuatoriano pague la misma tarifa que Colombia y los países centroamericanos, los cuales ya tienen un TLC con los europeos. Actualmente se cobra al país 132 euros por tonelada, mientras los demás pagan 117.

Para Cristian Espinosa, director de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana, este tipo de acuerdos comerciales demoran entrar en vigencia dos, tres y hasta cinco años, por lo que es necesario mantener los beneficios para el país.

En el caso de Colombia, por ejemplo, el proceso demoró tres años. Según Espinosa, es posible que para Ecuador dure menos debido a que el acuerdo se realizará sobre la base que firmaron los países vecinos.

A los europeos solo les correspondería hacer una revisión de temas puntuales, lo cual también recortaría el tiempo para la traducción de textos.

El proceso postacuerdo tiene al menos seis pasos. En Colombia los puntos más largos, vinculados con la revisión, traducción y aprobación de los textos, demoraron entre seis meses y un año cada uno, según lo señala un documento resumen del acuerdo de ese país.

En el caso de Perú el tiempo fue similar, aunque entró en vigencia cinco meses antes.

Durante ese tiempo no tuvieron inconvenientes ya que seguían beneficiándose del SGP Plus. Con sus TLC vigentes ya no necesitan esos beneficios.

Un riesgo para Ecuador, sin embargo, es que se establezca un régimen de transición, que solo se aplique una vez revisados los textos y hechas las traducciones, es decir, que haya total seguridad sobre lo acordado, dijo Espinosa. Este trámite pudiera tomar hasta un año, es decir, hasta mediados del 2015, lo cual implicaría que las exportaciones nacionales paguen aranceles por un tiempo.

Aspiazu señaló que el Ministerio de Comercio ya estaría manejando la propuesta de protección para los productos nacionales desde el 2015, una vez cerrada la negociación.

Hasta el momento, dice, prácticamente está cerrada la mesa de accesos a bienes industriales, que reúne a 10 000 partidas. Esto implica que casi la totalidad de productos nacionales ingresen al mercado europeo sin pagar aranceles, o que estos sean bajos.

Algo similar puede ocurrir con los productos agrícolas, donde siguen las negociaciones . En este caso, la meta es que al finalizar la segunda ronda queden por negociarse tres o cuatro productos sensibles como los lácteos.

O tro tema que empezó a negociarse la tarde de ayer en Manta fue compras públicas, donde el objetivo del Régimen es que las empresas nacionales tengan preferencias en las licitaciones. Eso se logra fijando un monto para que solo participen firmas locales.

La propuesta de Ecuador es que en las compras de hasta USD 8 millones solo participen micro, pequeñas y medianas empresas ecuatorianas. Si es superior entran las grandes.

'Los tiempos son importantes'. Lucía Fernández Presidenta de la Cámara de Comercio de Manta.

Ante la posible terminación del Sistema General de Preferencias Plus se puede perder el mercado y luego será difícil recuperarlo.

El arancel para el atún, por ejemplo, alcanza el 24% y pagar eso será complicado.

Quedaríamos sin competitividad dentro del mercado europeo. Por más buen producto que sea el nuestro, es el costo lo que determina la demanda. Hay que abrir mercados y permitir que se desarrollen más las exportaciones.

Que se llame TLC, acuerdo, pacto no es lo importante, sino que ambas partes resulten ganadoras. La presencia de los negociadores en Ecuador es importante para el acuerdo, ya que muestra que se está avanzando en el proceso. Destaco que se haya escogido a Manta, ya que es una ciudad directamente vinculada con el comercio exterior y la exportación.

Rúbrica del acuerdo.  Cerradas las negociaciones las partes levantan los textos del acuerdo en un documento.

Revisión legal.  Se identifica si alguna parte es inconsistente con las leyes locales.

Texto final.  Debe ser traducido a todos los idiomas de los 28 países de la UE y también uno en español.

Aprobaciones.  En esta etapa, los textos pasan por entidades administrativas y ejecutivas de las partes. Luego se firma el acuerdo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)