29 de junio de 2016 22:20

Los negocios en los alrededores de la U. Central amplían ofertas para enfrentar época de vacaciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Quito

Los negocios que se ubican en los alredores de la Universidad Central del Ecuador se preparan para enfrentar la baja en sus ventas una vez que los estudiantes salgan a vacaciones. Nuevos productos, combos y aperitivos son algunas de las estrategias que ensayarán para que el impacto no sea tan fuerte.

Andrea Salcedo tiene un negocio de comida rápida en la Plaza Indoamérica. La época de vacaciones es un problema que enfrenta cada año ya que el sector se 'muere' sin los estudiantes. “Del 100% que se vende en días normales, en las vacaciones la demanda baja siquiera al 20% o 30%", dijo Salcedo. No tiene otra opción que seguir vendiendo y para eso ahora ofrece combos que llamen la atención de las personas que circulan por el sector.

No todos tienen la capacidad de mantener el negocio durante esta época. Dolores Guacho abre su local desde las 16:00. Dice que en las vacaciones prefiere cerrar su pequeño local porque la inversión que hace en tiempo de vacaciones no se recupera con las ventas que se logran. “A diario vendo unos 50 platos. Pero en vacaciones las ventas bajan totalmente así que prefiero cerrar esos meses”, dijo.

Las vacaciones no son el único problema que enfrentan estos negocios. Dos meses atrás la Universidad decidió cerrar la puerta de ingreso que da a la calle Antonio Marchena, a la altura de la Facultad de Derecho. Los estudiantes salen por la puerta del Teatro Universitario por lo que los comercios que se ubican entre la Ramírez Dávalos y Mercadillo sienten que sus ingresos disminuyeron.

Aurelio Ortega tiene un local en donde se ofertan sánduches. Dice que su negocio es conocido y eso le ha permitio seguir en el lugar. “Desde que cerraron la salida de la Universidad, las ventas bajaron un 25%”, dijo Ortega.

Para enfrentar la temporada, Ortega amplió la oferta de su negocio. Ahora también vende morochos y dice que le ha dado buenos resultados. También crea ofertas constantes, como una gaseosa gratis o un embutido adicional, por la compra de determinado sánduche, para atraer a los clientes que perdió.

Estos negocios atienden, generalmente, entre las 10:00 y las 22:00. La hora de mayor movimiento es mediodía. El problema del sector, según Salcedo, es que dependen exclusivamente de los estudiantes de la Universidad Central.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)