26 de agosto de 2016 16:26

Un pedido judicial de suspender la actividad minera de Río Blanco fue negado

Los estudios ambientales del proyecto minero Río Blanco se entregaron este viernes en la Gobernación de Azuay. Foto:

Imagen referencial de los estudios ambientales del proyecto minero Río Blanco. EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 10
Redacción Cuenca

La solicitud de medidas cautelares para suspender la explotación minera en el proyecto Río Blanco, ubicado en la zona costanera de Azuay, fue negada. Este viernes 26 de agosto de 2016, el juez de la Unidad Penal de Cuenca, Felipe Córdova, no aceptó ese pedido planteado por el concejal cuencano, Iván Granda.

Río Blanco es uno de los cinco proyectos mineros estratégicos del país y en dos años se tiene previsto que inicie la extracción de oro y plata, en la parroquia cuencana de Molleturo.

El argumento planteado por Granda es un supuesto daño ambiental a la zona conocida como el Macizo del Cajas. De acuerdo con un informe del Ministerio de Minas, el proyecto Río Blanco cuenta con todos los estudios geológicos, geoambientales, hidrológicos, hidrogeológicos y caracterizaciones hidroquímicas realizados por la consultora internacional Water Managment Consultants.

Esta Secretaria de Estado agregó que estas investigaciones representan la base de los estudios de impacto ambiental y plan de manejo ambiental del proyecto y "en donde se determina que no existe ninguna afectación a
fuentes hídricas que pueda causar un perjuicio en el desarrollo del proyecto minero".

El miércoles 24 de agosto, el presidente de la República Rafael Correa, durante su visita a Cuenca, dijo que el Municipio cuencano puede contratar a las universidades del Azuay y Cuenca para que hagan nuevos estudios como planteó el alcalde Marcelo Cabrera, pero el proyecto minero no se suspenderá. Agregó que los estudios han determinado que no habrá contaminación.

El pasado 15 de agosto, el alcalde de Cuenca,
Marcelo Cabrera, pidió que el Gobierno suspenda cualquier actividad minera en Río Blanco, "mientras no se cuente con los resultados de los estudios técnicos y científicos imparciales, que las universidades desarrollan. Solo ello nos puede garantizar que no se afecten las fuentes de aguas".

Según Cabrera, a finales de agosto cerrará el acuerdo con la Universidad de Cuenca para iniciar los estudios geológicos, hidrogeológicos…, en la zona. Ya tiene un acuerdo con la Universidad del Azuay. Según él, los resultados estarán listos en seis meses y la inversión será de USD 2,1 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)