17 de julio de 2015   00:00

Los moradores de Nayón marcharon para exigir seguridad en la parroquia

Moradores de Nayón se organizaron para pedir seguridad en su parroquia. Foto: Cortesía.

Moradores de Nayón se organizaron para pedir seguridad en su parroquia. Fotos: Cortesía/ Adrián Morales.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Diana Chamorro

Los moradores de Santa Ana de Nayón realizaron a las 19:30 del 16 de julio del 2015, una marcha para exigir mayor seguridad en la parroquia.

Según indicó el párroco de Nayón, quien prefirió no identificarse, desde hace aproximadamente seis meses se registra un mayor índice de delincuencia y violencia en la zona. Por esta razón, los representantes y autoridades de los distintos barrios y zonas aledañas decidieron organizarse con el fin de detener los delitos.

El párroco indicó que la marcha fue convocada un día antes de las fiestas de Nayón para concienciar a la comunidad sobre los problemas que aquejan a la parroquia y evitar así incidentes de mayor gravedad.

Moradores de Nayón se organizaron para pedir seguridad en su parroquia. Foto: Cortesía.

De acuerdo con el párroco, uno de los factores que ha motivado el incremento de la inseguridad es la falta de miembros de la Policía Nacional. “Se construyó un UPC, pero no hay ni un policía”, detalló el párroco.

Rubén Andrango, morador, dijo los pobladores no pueden dejar los autos en las calles cercanas al coliseo o zonas apartadas del parque central, pues tienden a ser objetos fáciles de robo. Las piezas màs cotizadas por los delincuentes, señaló Andrango, son los cerebros de los vehículos.

Pero la delincuencia no es el único problema que ajena a los moradores de Nayón. Marina Sandoval, pobladora hace 17 años, dijo que otros de las molestias que se presentan en el barrio es el alcoholismo. Al parecer, en el barrio se expende licor fuera del horario reglamentario y se lo vende a menores de edad. Además, señaló que, por las noches, el sueño de los vecinos es perturbado por el volumen alto de vehículos que se estacionan en las calles o por las fiestas que organizan otros moradores.

Moradores de Nayón se organizaron para pedir seguridad en su parroquia. Foto: Diana Chamorro/ EL COMERCIO

Moradores de Nayón se organizaron para pedir seguridad en su parroquia. Foto: Diana Chamorro/ EL COMERCIO

Un problema más que presenta la parroquia es la gran cantidad de perros callejeros. De acuerdo con Sandoval, los habitantes no tienen una cultura de respeto hacia la vida de estos seres vivientes. “Yo en mi casa tengo cinco perros que los recogí de la calle”. Por eso, solicita a las autoridades que se hagan presentes con la campaña de esterilización de las mascotas para poder evitar que màs animales continúen sin hogar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)