31 de December de 2009 00:00

Nadie asume los daños en el parque Podocarpus

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción  Loja

La Dirección Regional del Ministerio del Ambiente (MAE) exigió a su debido tiempo todos los requisitos relacionados con el tema ambiental para la construcción de la vía Vilcabamba-Zumba-La Balsa.

Así lo afirmó el delegado regional, Carlos Espinosa, al referirse a los daños ocurridos en un área del Parque Nacional Podocarpus y la reserva Tapichalaca por la ampliación de esa carretera que es parte del IV Eje Vial Binacional.

Espinosa dijo que la regional del Ambiente monitoreó los trabajos desde su inicio en enero pasado. Por ello conocían las afectaciones causadas en el área sensible de esas reservas naturales que abarcan un tramo  de 24 km. “Sin embargo, esta regional no pudo paralizar la obra por los problemas legales que pudo contraer con la constructora”.

Según Espinosa, quien debió paralizar la obra fue el Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MTOP) basado en los informes del MAE.  “Para paralizar una obra se requiere un informe técnico, legalmente sustentado”. Ese informe surtió efecto en octubre  cuando ya concluyó el movimiento de tierra en al menos 10 km del Podocarpus y empezó a afectarse 2 de los 14 km del Tapichalaca.

Con ese informe se impidió continuar los trabajos en ese tramo frágil y se multó a la constructora con USD 49 000. En el informe se argumenta que la constructora no estableció sitios para desalojar escombros y evitar los botes laterales. También faltó señalización y un técnico responsable ambiental. Pero los trabajos no se retomarán hasta que no se disponga la licencia ambiental, dijo Jaime Vásquez, integrante de la Asociación Indetec-Ica-Transvial contratada por el MTOP para fiscalizar la obra. El trabajo de fiscalización llegó tras la sanción del MAE. Espinosa desconoce los pormenores por los cuales no se dispuso la licencia ambiental.

Para Jorge Carrión, director encargado del MTOP en Zamora Chinchipe, la razón es que la planificación de la obra fue empezar ahí  los trabajos y que la licencia ambiental estuvo lista.

“Pero por los cambios para incrementar el ancho de la vía, de 7,20 m a 9,20 se necesitó tramitar una nueva licencia”. Según él, el lapso transcurrido sirvió para actualizar los estudios. El representante de la constructora, Hugo Manosalva, justificó que los trabajos debieron comenzar por tratarse de una obra con carácter urgente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)