2 de March de 2010 00:00

Los muros fallaron en Naranjal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

Moradores de 50 recintos y comunas de las parroquias Jesús María, San Carlos y Santa Rosa de Flandes, del cantón Naranjal, están afectados por las inundaciones. Los habitantes, en muchos de esos sitios, señalan que esa realidad la viven por la calidad de las obras ejecutadas.

Los recintos Estrella y Trovador, contiguos a Puerto Inca, están entre los más afectados. Allí, casi la totalidad de sembradíos, especialmente de banano y cacao, se perdieron por la riada.
En un informe de enero de 2009, el desaparecido Ministerio del Litoral estableció que no estaban terminadas, como señalaba Cedegé (entidad encargada de ejecutar los trabajos), las obras del dique margen izquierdo del estero Trovador. Eso, desde el puente vía Naranjal hasta Las Mercedes. El costo fue de USD 315 480, a cargo de la contratista Egomca.

En la misma situación estaba el dique del mismo estero, desde Las Mercedes hasta el río Cañar. En esa obra hubo una inversión de USD 310 117, por la contratista Hardconstru.
Cruz León, agricultor de la zona que perdió varias hectáreas de cacao con la inundación, dice que no se necesitaba ser ingeniero para saber que los muros construidos no iban a aguantar.

“Los hicieron de apenas 1 metro de alto, cuando debieron estar a más de 2,5 metros. Además del material frágil de los muros, nunca pasaron una compactadora y antes del invierno, ya el terreno estaba agrietado”, dice León.

Emilio Cedeño, también agricultor, criticó la fragilidad de los trabajos de los muros en los esteros Chiriaco y Trípode, en el sector de Villanueva. También por Las Cañas, donde el río Norcay superó la protección del muro.

Por la zona de El Mango, donde viven de la pesca y de la  agricultura, Víctor Pacheco teme que en cualquier momento, la creciente del río Cañar los deje incomunicados.  “Cedegé dejó compuertas a medio hacer”.

En Las Cañas, Bernardo Celi también se queja porque las compañías encargadas de construir los muros los dejaron a medias o no los hicieron como debieron. “Tenemos estudios y un presupuesto aprobado por Cedegé para construir un muro desde 2008, pero nunca pusieron una sola piedra. Somos 500 familias que estamos afectadas por la lluvia”.

En Santa Rosa de Flandes, Corpecuador hizo trabajos en un muro, pero hay pobladores que dicen que ese trabajo consistió en levantar una pared de arena, sin ningún tipo de compactación.

En 2009, Corpecuador invirtió en 88 obras de recuperación y prevención en Guayas, USD 35 499 788 dentro de un plan que contempló 22 trabajos de emergencia en Naranjal.

Según María del Pilar Cornejo, Secretaria Nacional de Gestión de Riesgo, todas las obras de la ex Corpecuador, absorbidas por su entidad, están sometidas a auditorías. Incluso, a través de publicaciones en los medios de comunicación, garantizó a los contratistas la continuación de los procesos contractuales hasta la recepción definitiva de las obras.

El miércoles, en entrevista con la cadena Ecuavisa, Jorge Jurado, Secretario Nacional del Agua (Senagua), anunció una auditoría a   las obras de la ex Cedegé, para determinar el cumplimiento de los contratos y la calidad.

León y Cedeño esperan que estos anuncios se hagan realidad. “Todos quieren hablar, pero hacen poco”, dice Cedeño.

En otros sectores

En El Triunfo, la situación del río Bulubulu no deja de preocupar. En el sector de San Francisco se retira arena del estero Claro. Allí, Corpecuador levantó un muro de gaviones y Cedegé otro de arena. Este último está afectado en algunos puntos.

En la parroquia Cone (Yaguachi), los pobladores agradecen por el puente que Corpecuador inauguró en diciembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)