18 de septiembre de 2014 21:23

Murió Ricardo León, fotógrafo y custodio del cementerio de Tulcán

Ricardo León, fotógrafo y custodio del cementerio de Tulcán. Foto: José Luis Mafla / EL COMERCIO

Ricardo León, fotógrafo y custodio del cementerio de Tulcán. Foto: José Luis Mafla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 37
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Sierra Norte

Hoy, 18 de septiembre del 2 014, falleció Ricardo León, fotógrafo que laboraba en el cementerio José María Azael Franco Guerrero, de Tulcán, provincia del Carchi, en el norte de Ecuador.

Conocido como Gordo Richard o Cinturita, el artesano de 68 años de edad, dejó de existir tras una insuficiencia cardiaca.

Aunque nació en Quito, capital del Ecuador, se radicó en Tulcán, desde que tenía 22 años. Poco a poco se convirtió en uno de los personajes más conocidos de esta urbe fronteriza con Colombia.

En 1994 fue nominado Rey Feo, superando a destacados deportistas, artistas y políticos locales.Según el exalcalde de Tulcán, Pedro Velasco, Ricardo fue el custodio del camposanto durante 34 años. Ahí era común ver al fotógrafo de ojos azules, figura gruesa y bigotes canosos, con la cámara lista para realizar retratos a los turistas.

Javier Yapud, presidente de la Asociación de Fotógrafos del Carchi, comenta que León deja un legado al gremio de fotógrafos. “Las imágenes que él plasmó, retratan la historia de Tulcán, el Carchi y la frontera”.

Muchos carchenses lamentaron la muerte de este personaje alegre, amable, generoso y solidario. En Tulcán recuerdan que durante la Navidad solía disfrazarse de Papa Noel, con el objeto de llegar alegran a los infantes y adolescentes.

En los últimos 15 años, pese a que no podía caminar por un desgaste óseo de la cadera, continuaba acudiendo al panteón.

Ricardo León se movilizaba en una silla de ruedas. La última vez que se le vio en público, fue el sábado anterior, durante la inauguración del Bulevar del Cementerio de Tulcán.

Allegados, cuentan que la muerte del artista Benigno Franco, responsable de cuidar las escultura en verde del cementerio tulcaneño, afectó a este virtuoso de la fotografía. Con él (Benigno Franco) compartieron una gran parte de la vida en ese lugar, asegura el ex alcalde Velasco.

El velatorio se realiza en la funeraria de la cooperativa Pablo Muñoz, en Tulcán. Mientras que el 20 de septiembre, a las 11:15, será sepultado paradójicamente en el camposanto que fue su segunda casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)