26 de octubre de 2016 17:48

El Municipio habilitará una nueva escombrera en Cocotog para el norte del Distrito

Limpieza de las calles del barrio Colinas de Bellavista, altos de la Panamericana norte,  después del deslave de Oyacoto. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Limpieza de las calles del barrio Colinas de Bellavista, altos de la Panamericana Norte, después del deslave de Oyacoto. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Daniel Romero

El Municipio de Quito trabaja en la habilitación de una nueva escombrera en el sector de Cocotog, en el norte de Quito. Según la Secretaría de Seguridad, el objetivo es solucionar la demanda de estos espacios para el norte del Distrito Metropolitano.

Según Juan Zapata, secretario de Seguridad del Municipio, al momento se realizan los estudios técnicos para la habilitación del lugar. "Esta escombrera tendría una capacidad para 2,3 millones de metros cúbicos. Con esto queremos dar una nueva opción para enfrentar este tema", señaló.

La existencia y riesgo de las escombreras ilegales saltó a luz a partir del aluvión que se registró el pasado domingo, en el sector de Oyacoto, al norte de Quito. Este habría sido uno de los factores que contribuyeron al taponamiento de los canales de desfogue. Por ello, el Municipio reforzó los operativos para controlar estos espacios que no están autorizados para los desechos.

Otra acción que se ejecuta es la limpieza y control de quebradas. Según Zapata, en el Distrito Metropolitano existen 30 quebradas que son más susceptibles.

Para limpiar estas quebradas se activó un plan emergente. Los sectores donde se ubican son: San Antonio de Pichincha, Carapungo, Calderón, Oyacoto, La Bota, Tumbaco. La Armenia y El Atacazo son los sectores en donde se ubican estas quebradas que son monitoreadas. En este trabajo participa la Epmaps, Epmmop y la Secretaría de Seguridad.

Zapata señaló un punto importante. “Pese a estas acciones hay que ser claros. Así nos propongamos poner policías metropolitanos todos los día, sin la colaboración de la ciudadanía no podremos hacer mucho”, dijo.

La Secretaría de Seguridad asumirá la gestión de este tipo de riesgos por lo que, al momento, se realiza la adquisición de equipos especializados como hidrosuccionadoras y winchas para la prevención y reacción ante emergencias por las lluvias.
Para el control de las quebradas se conformó una mesa técnica desde la cual se despachará efectivos de la Policía Metropolitana, motorizados, miembros de la Policía Ambiental Femenina y Comisarios.

En Quito existen dos escombreras habilitadas: El Troje 4 y Piedras Negras en el sur de Quito. Según los datos de la Secretaría de Seguridad, en lo que va del año, en la primera se registró 49 486 metros cúbicos de desechos; mientras que en la segunda se receptaron 6 823 metros cúbicos.

Según Zapata, al momento hay 11 expedientes de sanción por el uso de escombreras ilegales. De esto, la mayoría han sido resueltos con una sanción del 50% de una Remuneración Básica Unificada. “Estos procesos se han llevado sobre todo a personas, que son quienes usan espacios no autorizados para dejar escombros”, señaló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)