3 de May de 2014 00:01

La violencia en Ucrania deja 49 muertos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Ejército ucraniano lanzó ayer, 2 de mayo, una ofensiva para recuperar la ciudad separatista prorrusa de Slaviansk que dejó, según Kiev, "muchos muertos y heridos", tras lo cual Rusia pidió una reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

En Slaviansk (al este de Ucrania), donde la población despertó al son de los cañones, el alcalde autoproclamado de la ciudad, Viacheslav Ponomarev, pidió en un mensaje video a las "mujeres, niños y jubilados que no salgan de casa" y a "todos los hombres a ayudar" a los insurgentes. "Nuestra ciudad ha sido atacada, se ha lanzado el asalto, hemos sufrido pérdidas", declaró.

El presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchinov, precisó que murieron dos soldados ucranianos en esa ofensiva, mientras que una portavoz insurgente dijo que habían muerto tres rebeldes prorrusos y dos civiles.

Las fuerzas ucranianas perdieron dos militares en el derribo de los helicópteros Mi-24, efectuado con lanzacohetes portátiles, según el Ministerio de Defensa, para el que esto es obra de "grupos profesionales de sabotaje" y de "militares o mercenarios extranjeros".

El presidente Turchinov pidió a Rusia que "cese la histeria, las amenazas y la intimidación" en torno a los acontecimientos en Ucrania. Ayer, el Ejército ucraniano tomó el control de nueve puntos que estaban en manos de los separatistas, según el Ministerio del Interior.

Las autoridades ucranianas exigen a los "terroristas", en referencia a los separatistas prorrusos, que "liberen a los rehenes, entreguen sus armas y desalojen los edificios", indicó en su cuenta Facebook el ministro del Interior, Arsen Avakov, que dijo estar en el lugar de los hechos con el ministro de Defensa, Mijailo Koval.

La violencia también se desató ayer en la ciudad de Odessa, en el sur de Ucrania. Al menos 38 personas murieron en un incendio declarado en la casa de los sindicatos en el marco de los enfrentamientos registrados entre proucranianos y prorrusos, informó el Ministerio del Interior.

Estas víctimas se suman a los cuatro fallecidos registrados antes en el centro de la ciudad, al enfrentarse manifestantes defensores de la unidad de Ucrania y prorrusos.

"Como resultado del incendio, 38 personas murieron: ocho de ellas se tiraron por las ventanas al verse atrapadas por las llamas y las demás resultaron asfixiadas", según un comunicado del Ministerio en la región de Odessa.

Otras 50 personas resultaron heridas, entre ellas 10 miembros de los cuerpos de seguridad. De las cuatro víctimas registradas anteriormente, al menos una recibió un disparo de arma de fuego.

Al menos una decena más de personas resultaron heridas, entre ellas tres policías, durante la batalla campal en la que prorrusos y proucranianos, a los que se sumaron hinchas de fútbol, se enfrentaron con palos y piedras.

Según se informó, tras los enfrentamientos, y al verse acorralados, los prorrusos se refugiaron en la casa de los sindicatos; y fue después cuando se declaró el incendio.

La televisión rusa RT culpó a miembros del ultranacionalista grupo ucraniano Sector de Derechas de provocar intencionadamente el fuego.

Ante esta "grave escalada de violencia en el este de Ucrania", Rusia pidió una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que se esperaba que se lleve a cabo ayer tarde en Nueva York.

Rusia, acusada por Kiev y los países occidentales de teledirigir el movimiento separatista, calificó la ofensiva militar de "operación de represalia" y de "golpe mortal al acuerdo de Ginebra" de mediados de abril entre Moscú, Kiev y los occidentales. Al apoyar a las autoridades de Kiev, "Estados Unidos y la Unión Europea asumen una gran responsabilidad y bloquean de facto la vía a una solución pacífica de la crisis", acusó ayer Moscú.

Desde Estados Unidos, el presidente Barack Obama y la canciller alemana, Ángela Merkel, advirtieron ayer que Occidente está listo para aplicar contra Rusia la fase 3 de las sanciones, las sectoriales, en particular si se obstaculizan las presidenciales del 25 de mayo.

Obama y Merkel pidieron a Moscú activar la liberación inmediata de los siete observadores militares de la OSCE en manos de los rebeldes filorrusos de Sloviansk.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)