18 de March de 2014 13:41

Venezuela regula la participación de la banca en la compraventa de divisas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La compraventa vigilada por el Estado de divisas a través de casas de bolsa y bancos estatales y privados de Venezuela entró hoy, martes 18 de marzo en vigor con la publicación en la Gaceta Oficial de la norma que regula la participación de estas instituciones en el negocio.

Los montos que se negocien en el llamado Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (SICAD) II siempre se valdrán de cuentas bancarias, precisa la norma, que prevé la intervención estatal.

La resolución del Banco Central de Venezuela (BCV) flexibiliza el control estatal de cambio en vigor desde hace once años, manteniendo el permiso para que el organismo emisor y el Ministerio de Economía y Finanzas intervengan en este mercado "cuando lo estimen pertinente", destaca el artículo respectivo de la norma publicada.

La compraventa de divisas en efectivo o en títulos valores en este denominado SICAD II faculta a las empresas a repatriar sus dividendos y hacer otras operaciones, según indicó el vicepresidente económico del Ejecutivo, Rafael Ramírez.

Las transacciones en el SICAD II de las divisas administradas por el Estado y las del sector privado, y también de personas naturales, se harán, precisa otro artículo de la norma, con un "tipo de cambio de referencia" que será publicado por el BCV.

Este tipo de cambio, añade el texto oficial, corresponderá al "promedio ponderado de las operaciones transadas durante cada día".

La norma obliga a los bancos y casas de cambio a informar además "el porcentaje o monto aplicable por concepto de comisión por las operaciones de compra y venta realizadas a través de dicho sistema".

Al informar de las características del SICAD II la semana pasada, Ramírez indicó que, a diferencia de otros mecanismos del sistema de control estatal de cambios, en este no habrá prefijado ningún monto ni cupo para ofertar.

Señaló que la idea es que las personas físicas y jurídicas puedan operar con sus cuentas en dólares en el país, pero no promover una fuga de divisas.
El presidente del BCV, Nelson Merentes, dijo el domingo pasado que el Gobierno afronta la "crisis económica", que admitió vive Venezuela, "con distintas medidas adoptadas", entre ellas este nuevo mecanismo, sin llegar a anular el control estatal que rige en el país desde hace once años.

En Venezuela rige un sistema de control de cambio que deja en manos del Estado la comercialización y administración del mercado de divisas.
Ese sistema prevé varios niveles de adquisición de moneda extranjera con tipos de cambio diferentes dependiendo del objeto de las divisas.

Así, a través del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) se cambia a un dólar oficial de 6,3 bolívares al que pueden aspirar importadores de suministros para sectores básicos como la alimentación y las medicinas y para el sector productivo.

En un segundo nivel funcional el SICAD I con subastas de divisas ofertadas por el Estado semanalmente para diferentes sectores, entre ellos el turístico, a un cambio de 11 bolívares por dólar (cotización variable) y finalmente el SICAD II, que permite la compra y venta a un tipo supuestamente superior sin límites para quien quiera conseguir moneda extranjera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)