12 de March de 2012 07:56

Talibanes prometen vengar masacre de civiles en Afganistán

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los talibanes anunciaron hoy en su página web que vengarán el asesinato de 16 civiles a manos de un soldado estadounidense que tuvo lugar en la madrugada del sábado al domingo en el sur de Afganistán. El "emirato islámico" garantiza a los familiares de las víctimas que "vengarán el brutal asesinato de cada uno de los mártires a manos de los invasores", afirma el comunicado talibán.

Esos actos serán castigados. Las víctimas no representaban ningún tipo de amenaza para los "enfermos mentales estadounidenses", asegura el texto. Según datos del gobierno afgano, un soldado estadounidense asesinó en Kandahar a 16 civiles, entre ellos nueve niños y tres mujeres, en la noche del sábado al domingo.

Mientras, un portavoz de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) prometió hoy que el supuesto autor de la masacre será juzgado por sus actos. El brigadier general Carsten Jacobsen señaló que se trató de un "incidente aislado" aunque en una "proporción dramática". "Lo que habíamos visto hasta ahora eran persecuciones legales de errores cometidos por soldados en el campo de batalla, en Irak o aquí en los últimos años", señaló.

"Y en todos los países que forman la coalición, el Ejército no actuará con templanza contra los autores" de estos crímenes. Mientras tanto, comenzaron a conocerse nuevos datos del autor de la masacre en Kandahar.

El diario "The New York Times" cita en su edición online a habitantes del pueblo que aseguran que el suboficial fue puerta por puerta hasta que se decidió a entrar a tres viviendas, donde mató a sus habitantes y quemó algunos de los cadáveres, entre ellos el de cuatro niñas menores de seis años.

Según el diario, el suboficial salió de su base en el convulso distrito de Panywai, situado a unos 1,6 kilómetros del lugar del crimen, y caminó hasta el pueblo.

Después de las matanzas, se entregó. Según el diario, se trata de un sargento mayo de 38 años casado y padre de dos hijos que se encontraba desde diciembre en su primera misión en Afganistán. Anteriormente, había estado enviado a Irak en tres ocasiones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)