6 de March de 2014 12:47

Solís aspira a una unidad nacional sobre los temas urgentes para Costa Rica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El centro izquierdista Luis Guillermo Solís, que quedó como único candidato a la Presidencia de Costa Rica tras la renuncia de su rival en la segunda vuelta, afirmó hoy, 6 de marzo, que aspira a la construcción de una unidad nacional por medio de la participación de amplios sectores sociales, productivos y políticos.

"No creo que la unidad se construya a partir de acuerdos entre cúpulas políticas que terminan repartiéndose como si fuera una torta los puestos del Estado, y tampoco entre dos partidos. Es un debate muchos más amplio con sectores privados, productivos y sociales", dijo Solís al programa Nuestra Voz de Radio Monumental.

El candidato del centro izquierdista Partido Acción Ciudadana se expresó así un día después de que su rival para la segunda ronda del próximo 6 de abril, el oficialista del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, se retirara de la campaña.

Pese a esta decisión de Araya, la Constitución costarricense obliga a realizar con normalidad la segunda ronda entre ambos candidatos, en la que ganará el que obtenga más votos.

Solís dijo que ha tomado con agrado las declaraciones de Araya sobre la necesidad de construir acuerdos nacionales, pero aclaró que antes de eso se debe iniciar un "diálogo nacional y social", pues no puede existir una "unidad nacional en abstracto".

"La unidad nacional la tenemos que hacer sobre la base de consultas, de diálogo, de construcción de espacios comunes. Tenemos que ponernos a conversar", manifestó Solís.

El aspirante presidencial agregó que este diálogo involucrará desde el Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa, hasta los sectores sociales, los empresarios y diversos sectores productivos.

"He encontrado en todas mis reuniones con sectores productivos y movimientos sociales una gran disposición a iniciar ese dialogo y me entusiasma la posibilidad de hacerlo", comentó.

El político, que se identifica con la socialdemocracia, añadió que entre las principales necesidades de los empresarios se encuentran lograr mejores tarifas de electricidad, combatir el contrabando y mejorar el gasto del Estado, mientras que los sectores sociales urgen ser escuchados y ser involucrados en el diálogo sobre los grandes temas para el desarrollo del país.

Solís reiteró sus palabras del miércoles en las que advirtió que pese al retiro de Araya de la campaña, aún no ha sido elegido presidente, por lo que le pidió a los costarricenses asistir a las urnas el 6 de abril.

"Para que el nuevo gobierno pueda acometer esa tarea tan importante y encaminarnos hacia la construcción de una agenda de Estado con los grandes proyectos que puedan sacarnos del punto de parálisis en que nos encontramos, se necesita un mandato claro, una expresión popular", argumentó.

Solís aseguró que el principal objetivo para la segunda vuelta electoral será "derrotar al mayor enemigo de la democracia nacional que se llama abstencionismo".

El abstencionismo en la primera ronda del pasado 2 de febrero se ubicó en un 31 %, pero según analistas es posible que aumente en la segunda vuelta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)