4 de March de 2014 13:19

Serpiente pitón de tres metros de largo devoró a un cocodrilo en Australia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una gran serpiente se impuso el domingo, 3 de marzo, en una larga lucha 'a vida o muerte' con un cocodrilo en Australia, tragándose a su oponente ante varios testigos por completo asombrados.

Travis Corlis, quien vio la intensa lucha, que tuvo lugar en el lago Moondarra, en Queensland, cerca de la ciudad minera de Mount Isa, dijo que la serpiente, que se supone era un pitón, medía unos 10 pies (3 metros) de largo y su aspecto "era saludable". Ésta había logrado enroscarse alrededor del cuerpo del cocodrilo, que sólo mediría unos 3 pies (aproximadamente 1 metro).

El testigo dijo que, horas después, la serpiente dejó en la orilla a su presa, ya muerta, para luego en sólo 10 minutos engullírsela. La esposa de Corlis, Tiffany, describió la batalla como "simplemente increíble (...) En realidad se comió al cocodrilo...", dijo con asombro. Añadiendo, que las crestas y patas del saurio podían advertirse en el vientre de la serpiente constrictora.

La mujer señaló que durante la lucha, el cocodrilo demostraba tener problemas para mantener la cabeza fuera del agua, y que pareció vencido por la gran fatiga de ese "combate por la supervivencia", para terminar cediendo ante el pitón. Su marido agregó que tanto este tipo de serpiente como los cocodrilos son comunes en la zona del lago Moondarra, pero que nunca había visto a dos ejemplares enzarzarse en semejante lucha.

¿Porqué una serpiente puede devorar animales mayores a su tamaño?

La serpiente pitones matan a sus presas envolviéndolas con su cuerpo y esperan a que su víctima exhale para apretar su abrazo y así limitar su respiración.

Como las mandíbulas de las pitones no están unidas, pueden abrirse y rodear presas más grandes que su tamaño. Una vez que el animal está en su estómago, su sistema digestivo -que se cierra cuando no está comiendo- aumenta su ritmo metabólico, sus órganos cuadruplican su tamaño y segregan enzimas para descomponer la comida.

El estado australiano de Queensland alberga algunas de las serpientes más peligrosas del mundo, así como a cocodrilos de agua salada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)