1 de June de 2010 00:00

Santos supo vender sus ofertas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago Zeas

Cuando su arrolladora victoria ya estaba escrita y se dirigía al país, Juan Manuel Santos no dudó en agradecer el trabajo de su controvertido asesor, el venezolano Juan José Rendón.

“Agradecimiento especial a Juan José Rendón y a todos mis asesores y publicistas”, expresó.

Esas palabras dan la medida de que gran parte de su victoria se debió a J. J. Rendón, el polémico publicista quien a inicios de mayo llegó a dar un giro a la campaña ‘santista’ del partido de ‘La U’.

Por entonces, la ‘ola verde’ de Antanas Mockus -segundo en votación- se había convertido en una amenaza y Santos buscaba una fórmula para contrarrestarla. Y, a juzgar por los resultados del domingo, la apuesta del ex Ministro de Defensa no falló.Nada más aterrizó Rendón y el mensaje de Santos experimentó un cambio radical. Comenzó por dejar de usar el apellido del candidato para convertirlo simplemente en Juan Manuel.

Luego usó el logotipo del partido de ‘La U’, relacionado directamente con el presidente Álvaro Uribe, cuya imagen tiene una aceptación nacional del 70%. Y para finalizar reorientó sus ofertas de campaña, privilegiando la creación de fuentes de trabajo sobre el combate a los grupos guerrilleros y al margen de la Ley.

De hecho, en las últimas semanas, Santos no dudó en decir que gracias a la política de seguridad de Álvaro Uribe él podía hablar de temas como el empleo, un asunto trascendental en un país en que el 12,6% está en la desocupación y más del 50% en la informalidad.

Según Rodrigo Pardo, ex canciller y actual asesor de la revista Semana, ese ‘timonazo’ de la campaña fue uno de los factores que explican el meteórico crecimiento de la candidatura oficialista.

A la par, la campaña de Juan Manuel Santos también supo explotar en la última semana los tres debates televisivos, con pronunciamientos que resultaron rentables electoralmente. Específicamente su oferta de no realizar ningún incremento de impuestos, según explicó, para continuar con la línea del ‘uribismo’ y así evitar una eventual contracción de la actividad económica.

Mientras tanto, en la otra vereda ‘verde’, la candidatura de Mockus empezó a exponer ideas opuestas a su principal rival y cayó en errores estratégicos que fueron minando su potencial electorado.

En efecto, en el tema tributario, Mockus abiertamente anunció que en su gobierno necesariamente deberían incrementarse tres impuestos: el Predial, a la Renta y el IVA. El objetivo –explicó- era recaudar mayores recursos para invertirlos en infraestructura productiva y política social. De hecho, el propio Santos señaló ayer que ese fue un error de Mockus que supo aprovecharlo.

Pero a esto se suman otros yerros, como haber dicho que el sueldo digno de un médico debería ser de un millón de pesos (USD 500) y haber dejado abierta la puerta a una eventual extradición de Uribe, si la Justicia internacional lo requiriese.

Sin embargo, la principal falencia en que todos los observadores coinciden es que el ex Alcalde de Bogotá por dos ocasiones no supo comunicar su propuesta de “legalidad democrática”, que no es otra cosa que una lucha contra la corrupción y el compromiso ciudadano para vencerla.

“No tuvo claridad y contundencia en su mensaje”, es la explicación de Juan Camilo Restrepo, ex ministro y actual analista.

Según los encuestadores, todos estos aciertos y fallas en las campañas de Santos y Mockus se acentuaron en los últimos 10 días de campaña, cuando no se podían publicar pronósticos electorales. Para Jorge Londoño, gerente de la encuestadora Invamer-Gallup, en esos días las mediciones sí daban cuenta que estos factores implicaban un crecimiento de la candidatura de Santos. No obstante, reconoció que si bien se preveía un ascenso de la candidatura ‘uribista’, el error de las encuestas es inobjetable.

“El resultado es desconcertante, no se puede negar, la diferencia de 25 puntos difiere mucho con los reportados hace más de 10 días”. Hace dos semanas todos los sondeos marcaban un empate técnico entre los dos, un escenario que fue ampliamente desequilibrado por Santos.

La prensa

Colombia

Diario El Tiempo dedicó la portada a Santos

Diario El Tiempo de Bogotá brindó gran despliegue en su portada de ayer a los resultados de las elecciones presidenciales del domingo. El título de la portada fue: ‘Unidad, unidad, unidad’ citando parte del discurso del oficialista Juan Manuel Santos.

Periódico

‘A un paso’ del triunfo tituló El Espectador

El Espectador, otro medio privado de Colombia y principal competencia de El Tiempo, tituló ayer en su portada: ‘A un paso’ refiriéndose al triunfo del candidato del partido de ‘La U’ Juan Manuel Santos. Colocó una foto de este con su binomio Angelino Garzón.

Chile

Analistas sostienen que Santos será el ganador

‘José Manuel Santos arrasa en Colombia, pero habrá segunda vuelta’. Con ese titular apareció ayer la portada principal de diario El Mercurio de Chile. Los analistas consultados por el medio coincidieron en señalar que el candidato del presidente Uribe ya ganó.

Ganador

La prensa brasileña cubrió las elecciones

Diario O Globo de Brasil también se preocupó de registrar los acontecimientos ocurridos en toda la jornada electoral colombiana del domingo último. ‘Candidato de Uribe sorprende en Colombia’ fue el titular, en la cual Santos dobló en votos a Antanas Mockus.

Venezuela

Los medios de Caracas dieron buen despliegue

Tanto las declaraciones, un tanto más conciliadoras del presidente Hugo Chávez sobre el triunfo para segunda vuelta del candidato oficialista Juan Manuel Santos como los resultados de las votaciones fueron registrados por diario El Nacional de Caracas.

Reacciones desde los blog

Juan C. Martínez / Capitolium

Mundial (El Tiempo, Bogotá)

‘Paliza a Mockus... Un desastre las encuestas’

Aquí dije que la verdadera encuesta es la de carne y hueso, y lo fue. Las encuestas perdieron (más) credibilidad, pues estimaron una apretada segunda vuelta y fue todo lo contrario. ¡Qué desastre! Darán explicaciones pero no convencen.Juan Manuel Santos le dio una paliza electoral al profesor Antanas Mockus.

También ganaron (Germán) Vargas Lleras que se perfilaría como el ministro del Interior y de Justicia de ganar Santos la segunda vuelta presidencial el 20 de junio próximo. Hay que ser justos y reconocer que en esta primera vuelta el Partido Verde es un movimiento innovador tecnológica y publicitariamente. Estuvo en esta primera vuelta a la altura de las novedades del siglo XXI.

Nicolás Acosta / Realidad para

Dummies (El Espectador, Bogotá)

‘Chávez quiere que gane Santos ’

Talvez usted crea que me enloquecí pero no: de verdad lo creo. A primera vista, lo acepto, puede parecer que una persona como Juan Manuel (Santos), que ha sido un abierto contradictor de las del presidente (Hugo) Chávez, así como un consumado enemigo personal del mismo, sea quien menos deseaba el Mandatario venezolano que ganara las elecciones. Lo que no estamos percibiendo es que lo que quiere Chávez no es más que continuar un juego de irrespetos y amenazas que hagan ver a Colombia como un enemigo de su nación y que ayude a remendar sus deteriorados índices de popularidad. Lo primero que hay que mencionar es que es poco plausible que ocurra una guerra con Venezuela.

Daniel Mera / Enroque largo

(Revista Semana, Bogotá)

‘¿El fin de la antipolítica y su último líder? ’

Si es difícil imaginar en el futuro un líder ‘antipolítico’ mejor que Antanas Mockus, entonces tal vez estamos ante el último de su estirpe. O gana en la segunda vuelta o la ‘antipolítica’ se agotará, tras quince años largos, como vía para llegar al poder en Colombia. Y los análisis a la mano dicen que no ganará.

Mockus había estado a la espera de su ‘circunstancia electoral’, se le presentó y, salvo algo extraordinario, se le esfumó. La ola verde puede no tener la mayor probabilidad de triunfar, dado el uribismo mayoritario del electorado. Sin embargo, las limitaciones propias de la ‘antipolítica’ podrían explicar, más que el uribismo, la derrota de Mockus.

El comportamiento electoral, al final, privilegia los intereses sobre los valores. La prosperidad democrática apela a lo material.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)