4 de February de 2014 21:31

Santos: presuntas escuchas ilegales buscan sabotear proceso de paz con FARC

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, advirtió que "fuerzas oscuras" buscan "sabotear" el proceso de paz con la guerrilla de las FARC, al ordenar investigar presuntas escuchas ilegales a su equipo negociador reveladas este martes y que derivaron en dos relevos en la inteligencia militar.

En una declaración de prensa, el Presidente acusó a "fuerzas oscuras que están intentando sabotear procesos, como el proceso de paz" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas).

Santos reaccionó así a la denuncia publicada este martes por la revista Semana en su edición electrónica, que sostiene que sectores del Ejército habrían instalado desde 2012 una oficina para interceptar ilegalmente comunicaciones de diversas personalidades, entre ellas los negociadores del gobierno en el proceso de paz con las FARC en Cuba: Humberto de la Calle, Sergio Jaramillo y Alejandro Eder.

Santos pidió además al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, investigar "a fondo" para determinar el alcance de la situación y qué "fuerzas oscuras están detrás de esto, si hay ruedas sueltas en inteligencia del Ejército, a quién le están informando".

Horas después, Pinzón anunció que el jefe de inteligencia del Ejército y el director de la Central de inteligencia técnica de ese componente militar fueron relevados de sus cargos "mientras avanzan las investigaciones".

"La información que ha surgido de que (los dos relevados) estaban haciendo inteligencia a funcionarios del Estado, específicamente a los negociadores de paz en La Habana, es totalmente inaceptable", dijo Santos.

Además, el ministro Pinzón anunció indagaciones disciplinarias y penales dentro del Ejército. El caso se encuentra ya bajo investigación de la Fiscalía, que hace 10 días incautó equipos de cómputo en un allanamiento realizado en Bogotá y buscará determinar si hubo una "extralimitación de funciones" por parte de los militares, informó por su parte el fiscal general Eduardo Montealegre.

"Es obligación del Estado hacer inteligencia lícita contra los enemigos del Estado, como el terrorismo, las (guerrillas) FARC, ELN, el narcotráfico, los secuestradores o el crimen organizado. Además es necesario", dijo Santos.

"Lo que no es aceptable bajo ningún punto de vista es que la inteligencia se haga contra ciudadanos legítimos, comunes y corrientes, contra los opositores políticos y mucho menos contra los funcionarios del propio Estado", añadió.

Amenazas de muerte

Paralelamente, un grupo de dirigentes de izquierda, entre ellos el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y activistas de derechos humanos denunciaron haber recibido amenazas de muerte del grupo delictivo Águilas Negras, integrado en parte por exparamilitares de derecha.

"Acabo de recibir una amenaza de muerte", escribió Petro en su cuenta Twitter el martes por la tarde. "Les llegó la hora cerdos (...) comunistas, esta es la única advertencia para que se retiren de la política y salven sus puercas vidas", indica el texto, publicado por el Alcalde.

Además de Petro, entre los dirigentes amenazados figuran la aspirante presidencial Aída Abella y los candidatos al Congreso por el izquierdista Polo Democrático Alternativo, Alirio Uribe Muñoz e Iván Cepeda.

Cepeda dijo a la AFP que esas amenazas forman parte de "una campaña que busca desestabilizar el país y sembrar zozobra para sabotear el proceso de paz en La Habana".

Perogrullada

El gobierno de Santos y las FARC comenzaron en noviembre de 2012 conversaciones de paz en busca de poner fin al conflicto armado de medio siglo.

Los diálogos, que cuentan con acompañamiento internacional, se desarrollan en el Palacio de Convenciones de La Habana en estricta confidencialidad.

La delegación del gobierno en Cuba no ha hecho hasta ahora ningún comentario sobre el presunto espionaje del que ha sido víctima, mientras que las FARC anunciaron en La Habana que el miércoles harán una declaración pública sobre el asunto.

Un dirigente de la guerrilla que pidió no ser identificado señaló a la AFP que ya "sabíamos que hay espionaje, eso es de Perogrullo. La noticia es que un sector de la inteligencia militar estaba espiando a la Presidencia".

Las dos delegaciones han llegado hasta ahora a consensos sobre los temas de desarrollo rural y participación política, y actualmente debaten sobre drogas ilícitas.

En la agenda figuran también los puntos de reparación a las víctimas y abandono de las armas, así como el mecanismo para refrendar los eventuales acuerdos.

Las FARC, con entre 7.000 y 8.000 combatientes, son la guerrilla más antigua de América Latina. El presidente Santos disolvió en noviembre de 2011 el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), la agencia de inteligencia de Colombia creada en la década de 1950 y que en los últimos años se vio envuelta en graves casos de interceptaciones ilegales y hostigamientos a magistrados, opositores y periodistas, por infiltración de milicias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)