4 de February de 2014 20:12

'Estoy bien': primeras palabras del náufrago a sus padres en El Salvador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

"Estoy bien, papá" fueron las primeras palabras que José Salvador Alvarenga, el náufrago rescatado la semana pasada en las islas Marshall del océano Pacífico, en una emotiva llamada telefónica a su padre, Ricardo Orellana, en El Salvador.

"Estoy bien papá, estoy en este momento en un hotel, ya me hicieron una revisión médica y solo espero verlos pronto", dijo el protagonista del insólito naufragio de 13 meses en la primera conversación con su familia.

"Ambos hemos llorado, fue una inmensa alegría (porque) lo dábamos por muerto", relató Orellana a la AFP.

El tan esperado contacto telefónico se estableció a las 17:15 locales (23:15 GMT), precisó Orellana, quien vive en el costero cantón Garita Palmera, a 118 kilómetros al suroeste de San Salvador.

[[OBJECT]]

La familia de José Salvador Alvarenga, quien naufragó y estuvo perdido durante 13 meses. Foto: AFP

La comunicación con su hijo, a quien no ve desde hace ocho años cuando vino por última vez al país, duró unos 10 minutos.

Luego, contó Orellana, fue el turno de su esposa María Julia, quien estalló en llanto en cuanto escuchó por el tubo la voz de su hijo. "Me alegró mucho mi corazón, fue una bendición haberlo escuchado tan alegre", narró Ricardo.

Fátima, la hija del náufrago que vive con sus abuelos, estalló en alegría al saber que su padre era quien les llamaba desde un lugar tan remoto como las islas Marshall, en la región de Micronesia.

José Salvador, desaparecido tras zarpar en una pequeña embarcación de pesca el 21 de diciembre de 2012 desde el municipio de Pijijiapan, en Chiapas (México), fue encontrado con vida el jueves de la semana pasada en el lejano atolón coralino de Ebon, en las Islas Marshall, vistiendo apenas un calzón hecho jirones.

Este día, funcionarios de la cancillería salvadoreña llegaron a la casa de los padres de José, para informarles del proceso de repatriación.

"Queremos que a él nos lo traigan pronto, estamos emocionados", reafirmó el padre, quien a lo largo del día ha tenido que recibir a decenas de periodistas, familiares, amigos, vecinos y funcionarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)