25 de July de 2010 00:00

Ojo a la cadena alimenticia del golfo de México

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0



IPS y Redacción Siete Días

Nada que hacer. La cadena alimenticia del Golfo de México ya está alterada por el derrame de crudo de la transnacional British Petroleum.Los crustáceos crecen con gotas de crudo en su interior; aves con petróleo sirven de alimento a los coyotes que a su vez son ingeridos por los lagartos; los tiburones se asfixian cuando el petróleo que tragan tapona sus branquias.

Dentro de los caparazones de diminutos cangrejos azules que apenas están dejando de ser larvas se han encontrado gotitas de petróleo, dijo Harriet Perry, directora del Laboratorio de Investigaciones de la Costa del Golfo en la Universidad de Mississippi del Sur, en Estados Unidos.

Esos cangrejos se trasladan de las aguas del Golfo a los pantanos de la costa de Misisipi. Muchas especies de peces y aves se alimentan de estos cangrejos.

“¿Usted sabe cómo mata el petróleo a los pelícanos?”, preguntó Dean Wilson, director ejecutivo de una organización sin fines de lucro dedicada a preservar los ecosistemas de la cuenca del río Atchafalaya: “Abren las alas para secarlas al sol, pero en realidad se cocinan”.

El petróleo empezó a extenderse por el Golfo el 20 de abril, cuando la plataforma de Deepwater Horizon explotó y, dos días después se hundió.

Wilson asegura que BP no rescata a los pichones cuyos padres están cubiertos de petróleo y no permite que ambientalistas socorran a los animales. “Para criar a los pichones se necesita a los dos progenitores. Si uno queda cubierto de petróleo, el otro solo no puede hacerse cargo de las crías y el alimento, y mueren”.

Según el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU., hasta el 14 de julio, 890 kilómetros de la costa del Golfo tenían crudo. Se recuperaron 2 930 aves (1 828 muertas y 1 102 cubiertas de crudo), y más de 500 tortugas marinas y mamíferos muertos.

“Este es el segundo delta más importante de América, y uno de los principales del planeta”, dice el activista Paul Orr, de la organización ambientalista Lower Mississippi Riverkeeper.

A Orr le preocupan todas las especies del Golfo, pero en particular las que estaban amenazadas antes del derrame. Las tortugas marinas de Kemp y laúd, el cachalote, el esturión del Golfo y aves como el frailecillo silbador.

“Hay una gran población de ballenas y tiburones ballena que migran al lugar donde está el crudo. Hemos visto grupos de cientos navegando a través del Golfo. Abren sus bocas para filtrar el plancton y se tragan el crudo envenenando sus branquias, lo que conduce a la asfixia”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)