16 de February de 2014 13:09

Un militar ecuatoriano involucrado en supuesta corrupción en el Ejército colombiano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un supuesto esquema de corrupción en compras y licitaciones del Ejército colombiano fue denunciado por la revista Semana, según la cual entre los involucrados hay altos mandos de esa fuerza.

La publicación, que salió este fin de semana, basa su informe en cientos de horas de grabaciones magnetofónicas a las que tuvo acceso, que reposan en la Comisión de Acusaciones del Congreso y que se remontan a los años 2012 y 2013.

Allí, según Semana, "se hacen referencias explícitas a la asignación de millonarios contratos de diferentes unidades militares, donde se habla de mordidas (coimas) de hasta el 50 %".

Una de las piezas de la supuesta red es el coronel del Ejército Róbinson G., detenido por su presunta participación en casos de ejecuciones extrajudiciales, conocidas en Colombia como 'falsos positivos'.

El militar está detenido desde 2012 por una denuncia de ejecución extrajudicial de dos campesinos ocurrida en 2007 en el centro del país, pero aún así en las grabaciones aparece hablando de negocios y menciona incluso a un militar ecuatoriano.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, consideró hoy 16 de febrero "inaceptables" y "muy graves" las denuncias sobre la existencia de una supuesta red de corrupción en el Ejército en la cual aparecen involucrados altos mandos y militares detenidos, y ordenó que se tomen "decisiones contundentes y ejemplarizantes".

Santos manifestó en un comunicado que ordenó a su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, que tome cartas en este asunto que, según dijo, lo ha dejado "indignado". "Muy graves los hechos de corrupción que se han denunciado al interior del Ejército Nacional.

Le he dado instrucciones al ministro de Defensa para que de inmediato proceda con las decisiones contundentes y ejemplarizantes a que haya lugar, y las informe al país. Esto es inaceptable", expresó el presidente.

En una de las 19 grabaciones publicadas por Semana interviene el actual comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Leonardo Barrero, hablando con Róbinson, antiguo subalterno suyo, pero de sus problemas judiciales. La conversación habría ocurrido hacia finales de 2012 cuando Barrero era el jefe del Comando Conjunto de Occidente.

Al ser preguntado por Semana sobre si hizo alguna gestión para que le asignaran contratos al coronel, el general Barrero lo niega tajantemente. "El detenido nunca se encontró conmigo personalmente. Si usó mi nombre, es un abusivo porque yo jamás, jamás le gestioné para ningún contrato.

Abusó porque sabía que me conocía y había sido subalterno mío", señaló Barrero. En una conversación con un socio, Róbinson menciona la posibilidad de vender material militar a Ecuador, de vender fusiles y pistolas, de adquirir títulos mineros en el sur y suroeste de Colombia y de repartir contratos para dotar al Ejército nacional de gafas y morrales, entre otros materiales.

En la charla telefónica en donde se habla de los problemas judiciales del coronel, Barrero al parecer le recomienda que "hagan una mafia para denunciar fiscales", sugerencia que, según respondió a Semana, si la dio "fue porque (Róbinson) me hizo algún comentario de una injusticia o algún abuso". Hace dos semanas la misma revista destapó un escándalo por el supuesto espionaje de militares, exmilitares y expertos en informática a personalidades políticas de partidos de izquierda, periodistas e incluso a los negociadores del Gobierno con las FARC en Cuba.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)