13 de July de 2010 00:00

Más presiones contra la ley de Arizona

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Olga Imbaquingo

La querella del Gobierno Federal en contra del estado de Arizona por la Ley 1070, que criminaliza a los inmigrantes indocumentados, da más razones a las organizaciones pro inmigrantes para presionar en contra del boicot económico.

El objetivo es impedir que el gran evento anual de la liga de las estrellas del béisbol se realice en Arizona en el 2011. Una coalición de organizaciones políticas, religiosas y civiles suma esfuerzos y el jueves 8 empezaron su campaña con un plantón en la sede de la Liga de Béisbol en Manhattan.El fin de semana la cruzada fue a Boston y el fin de mes, cuando el equipo de béisbol de Arizona vaya a jugar a Queens, se espera una marea humana no contra este deporte, pero sí contra la ley que “legisla que nadie quien no se parezca a los blancos es bienvenido a EE.UU.”, dice S. J. Jung, presiden-te del centro comunitario MinKnow, que representa a la comunidad coreana en Nueva York.

Las marchas de los inmigrantes casi siempre tienen un rostro mestizo latino, pero esta última sacó en su mayoría a los asiáticos. “Es lamentable que solo los latinos estén llevando la peor parte, pero en este país hay cientos de miles de asiáticos, polacos, irlandeses y africanos que también son indocumentados”, le dijo a este Diario la presidenta de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York, Cheng Wha-Hong.

“Nos están mirando con desprecio y ni siquiera se molestaron en responder nuestras llamadas”, indicó refiriéndose a los dueños de los equipos de béisbol de Nueva York. “Pero los vamos a presionar hasta que reaccionen, porque la razón está de nuestro lado”.

A criterio de esta dirigente, “la Liga Mayor de Béisbol debería negarse a realizar el juego de todas las estrellas en Arizona, hasta que los jugadores y los fanáticos puedan visitar ese estado con la seguridad de que se respetarán sus derechos civiles y humanos”.

El 27% de los jugadores, algunos que juegan en los equipos más importantes de EE.UU., son latinos venidos de República Dominicana, Venezuela...

La Asociación de Jugadores de Béisbol y la Asociación de Empleados de los Estadios han condenado la Ley 1070 de Arizona, incluso algunos jugadores han hecho público su malestar, más cuando muchos de ellos son latinos negros y mulatos.

Sin embargo, los presidentes de los equipos mantienen el silencio y evitan politizar el deporte. “Pero el deporte también es política y es un poder, más cuando los jugadores y los hinchas son considerados sospechosos solo por el color de piel más oscura”, expresó el asambleísta José Serrano.

A la cita para presionar a las autoridades del béisbol también llegó el congresista Charles Rangel. Para él, “lo que ha hecho Arizona no es Estados Unidos”, los asistentes respondieron con el grito en español: ¡Sí se puede! y ¡Fuera el béisbol de Arizona!

Pero no todo es respaldo para los inmigrantes. Unos cuantos contrarios se paseaban con carteles con leyendas de “Fuera ilegales”, “No amnistía para los ilegales” e “Hispanos contra los hispanos ilegales, fuera del país”.

Mientras se prepara una nueva ronda de marchas en la nación, focalizadas a sacar el juego de las estrellas del béisbol y llevarlo a otro estado, los entendidos están convencidos de que se impondrá la ley federal y la ley de Arizona naufragará, porque la tradición dice que en el tema inmigratorio, la Constitución está sobre toda legislación local o estatal.

Al menos en el primera ronda legal eso puede ser posible, pero lo más probable es que si Arizona recibe un fallo en contra puede apelar y llegar hasta la Corte Suprema, donde la mayoría conservadora tendría la última palabra.

En 1941, la Corte Suprema falló en contra de una ley de Pensilvania, que exigía que los inmigrantes lleven siempre cédula de identidad. En el 2007, un juez federal también bloqueó otra ley que prohibía a los dueños de casa del pueblo de Hazleton rentar a los indocumentados. Al momento es impredecible señalar cuál sería el fallo de la Corte de mayoría conservadora y frente a esta ola de xenofobia que vive el país.

Perú decidió sumarse a los países liderados por México que preparan una demanda judicial contra la “ ley Arizona ” en Estados Unidos, que criminaliza a los inmigrantes indocumentados, informó este martes el canciller José García Belaunde.

Esa demanda será presentada bajo la figura de “ amigos de la corte ” que ha sido “ iniciada por México que tiene un gran número de inmigrantes allá, a la que se han sumado otros países, y el día de hoy (martes) tomamos la decisión de sumarnos a esta condición ” , subrayó el canciller a una comisión del Congreso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)