20 de March de 2014 00:01

Maduro ordena uso de una tarjeta para alimentos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En medio del caos político y social que vive Venezuela desde el 12 de febrero, el régimen de Nicolás Maduro anunció que implementará una tarjeta electrónica que será utilizada en los mercados gubernamentales como medida para controlar el contrabando de alimentos.

Maduro ordenó iniciar un "gran registro biométrico" que acompañará la creación de la "Tarjeta de Abastecimiento Seguro" para "proteger al pueblo" del contrabando, al tiempo que desmintió que esto represente una forma de racionamiento (a lo cubano), como ha señalado la oposición.

La tarjeta lleva los colores del tricolor venezolano y servirá para identificar a los usuarios de las redes de distribución de alimentos Mercal, Pdval y Abasto Bicentenario de todo el país.

El Presidente explicó que esto forma parte de una serie de medidas para "reducir a cero" el masivo contrabando de productos básicos vendidos en estas redes hacia Colombia (un 40% de estos rubros).

Maduro señaló como ejemplo que un kilo azúcar que en las redes gubernamentales se vende a dos bolívares (USD 0,3 ) es contrabandeado a Colombia, donde es vendido a 150 bolívares (USD 23,8), una actividad que “da más plata que la cocaína”.

Asimismo, se realizará un "registro biométrico" de los beneficiarios de la Gran Misión Alimentaria, un plan social para distribuir alimentos a precios subsidiados, y cuyos inscritos podrán aspirar a sorteos de casas subsidiadas, vehículos, bonos, planes turísticos.

Desde hace varios meses los venezolanos sufren el desabastecimiento de productos como azúcar, leche, harina, pan o papel higiénico, por la disminución de importaciones, de las cuales depende gran parte del consumo del país.

La escasez de productos básicos (uno de cada cuatro) es uno de los detonantes de la ola de protestas contra el gobierno, que sacuden al país hace más de un mes y han dejado 30 muertos, casi 400 heridos y 41 denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte de la fuerza pública.

La oposición ha convocado a movilizaciones para rechazar la 'cubanización' del país.

En Cuba, desde hace 50 años,  existe una ‘libreta’ de racionamiento que regula la venta de alimentos a precios subsidiados a los cubanos.

El Gobierno cubano gasta unos USD 1 000 millones anuales en subsidiar el arroz, café, carnes, granos, pastas, huevos, azúcar, sal, pan y otros alimentos que en pequeñas cantidades recibe cada cubano al mes por un precio total inferior a 50 pesos (USD 2 ).

Los niños reciben adicionalmente leche en polvo y yogur de soja, y los enfermos dietas médicas. Sin embargo, las familias cubanas se han quejado que la cuota es insuficiente para satisfacer las necesidades de todo el mes.

Por esa razón, líderes opositores y sectores civiles en Venezuela marcharon el domingo pasado para rechazar la ‘cubanización’ del país.

Mientras tanto, en Venezuela, el gobierno de Maduro continúa con su campaña de persecución contra los líderes opositores.

[[OBJECT]]

La mayoría chavista en el Legislativo pidió investigar a la diputada María Corina Machado por su presunta responsabilidad en hechos violentos durante las protestas.

A esto se sumaron nuevos hechos de violencia. Un estudiante y un trabajador murieron a balazos en medio de los desórdenes, lo que aumentó a 30 la cifra de víctimas mortales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)