24 de April de 2010 00:00

El insomnio persiste en los niños de Chile

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago.

Recuerdan el terremoto con detalles y la mayoría padece aún efectos psicológicos, como insomnio o miedo. Los niños que vivieron el sismo y posterior maremoto que el pasado 27 de febrero asolaron el centro y sur de Chile necesitan retornar a la normalidad, según un estudio de la Unicef.

Un informe de ese organismo revelado en Santiago asegura que un 93% de los niños entre 12 y 15 años de Santiago, Concepción y Talca -las más afectadas por el sismo- sufre secuelas psicológicas del terremoto.

De los 360 encuestados, un 28% de los niños se muestra cansado y un 27% no quiere estar lejos de sus padres, mientras que un 21% tiene pesadillas y un 17% necesitan quedarse dormidos con un adulto cerca.

Para Francisca Morales, psicóloga de familia y primera infancia de Unicef, el mejor remedio para los niños estresados por el sismo es el retorno a la normalidad. “Es fundamental que los más pequeños vuelvan a la escuela, jueguen, retomen sus hábitos alimenticios y de sueño”, explicó Morales.

Las rutinas más elementales de los niños se vieron afectadas por cortes de luz, agua, y por la falta de escuelas, que a causa de los daños producidos por el sismo dejaron a unos 75 000 alumnos sin clases.

El estudio, titulado La Voz de los Niños, Niñas y Adolescentes: Terremoto en Chile, reveló que un 37% de los niños y niñas se despierta muchas veces en la noche y el 31% prefiere no quedarse solos en su casa.

Los niños que tras el sismo han modificado su comportamiento y siguen angustiados deben ser atendidos por los adultos, quienes “tienen que conversar con ellos y ayudarles a clarificarse”, recomienda la psicóloga.

La noche del 27 de febrero es recordada con muchos detalles por el 69% de los niños y niñas, y un 88% de ellos dicen haber tenido miedo en ese momento, mientras que 15% mantiene el miedo a un nuevo sismo y 63% sienten que está temblando todo el tiempo. La catástrofe golpeó fuertemente a una generación que aún no había percibido las efectos de vivir en el país más sísmico del mundo.

Sismo de 6,1 no dejó víctimas

Un sismo de 6,1 de magnitud sacudió la madrugada de ayer el sur de Chile, zona que el 27 de febrero pasado soportó un potente terremoto, sin que hasta el momento se reporten víctimas o daños, pero sí cortes de energía eléctrica y teléfonos.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), un primer sismo se registró a las 06:03 (10:03 GMT), con epicentro a 65 km al sur de la ciudad de Concepción.

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Marina de Chile aseguró que las características del sismo no reúnen las condiciones para generar un tsunami en las costas chilenas.

El movimiento provocó alarma en la población y motivó que la gente saliera de sus casas.

Un segundo temblor se registró a las 06:14 (10:14 GMT), con magnitud 4,7 en la región de Tarapacá, 1 800 km al norte de Santiago, y con epicentro a 105 km al este de la ciudad peruana de Tacna.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)