27 de January de 2014 17:35

Fallo de la CIJ es un duro revés para el gobierno de Piñera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) asestó este lunes, 27 de enero, un duro golpe al gobierno del presidente Sebastián Piñera, al decidir entregar miles de kilómetros cuadrados de mar al Perú en un fallo inapelable.

"Es un golpe simbólico importante, pero Piñera puede reinventarse en su intención de volver al poder en 2017", dijo a DPA la analista de la Academia Diplomática Francisca Quiroga.

El mandatario, quien valoró empero que la CIJ acogiera en parte los argumentos chilenos, fue criticado de hecho las últimas semanas en distintos medios de prensa por cambiar en su mandato la política hacia el litigio y el Perú.

"Fue un error condecorar al presidente peruano Alan García", recalcó el excanciller chileno y hoy senador Ignacio Walker. "Fue un error tener con Perú una relación comercial privilegiada", añadió el ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre.

Pero Piñera siempre tuvo otra opinión. Apostando por la integración económica, optó por encapsular el conflicto e impulsar una vigorosa agenda de cooperación comercial con el Perú, resumida en la creación de la Alianza del Pacífico, pacto libre mercadista que también integran México y Colombia. Y buscando cumplir su estrategia, tomó la decisión de nombrar como canciller a Alfredo Moreno, un hombre sin ninguna experiencia diplomática cuyo curriculum incluía sí haber sido director de Coca Cola y la empresa de retail Falabella.

Fue un cambio brusco en la política chilena hacia el litigio. En el inicio del conflicto en 2008, durante el gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010), la Cancillería chilena había optado por un discurso duro ante Perú, enviando un mensaje a la CIJ de que el país no sería indiferente al tenor del fallo, como señaló el analista Gabriel Gaspar, asesor de Relaciones Exteriores esos años.

Piñera, en cambio, optó por la distensión total. En ese esfuerzo, uno de los momentos más criticados fue un encuentro suyo en Lima con el presidente peruano Alan García, en el que ambos aparecían sonrientes, bebiendo pisco, como foto oficial.

Con el tiempo la tesis de Piñera fue perdiendo adeptos. Y hoy las imágenes dijeron mucho. Piñera, con baja popularidad, escuchó el fallo acompañado solo de su canciller, Alfredo Moreno, y su portavoz, la ministra Cecilia Pérez.

En Lima, el mandatario Ollanta Humala lo aguardó rodeado de un centenar de personas. Tras el veredicto, Piñera, quien durante casi todo su mandato dijo que los argumentos chilenos en el diferendo marítimo eran "sólidos", calificó finalmente hoy como "una lamentable pérdida para el país" la decisión del tribunal.

Asimismo, aseveró que "las decisiones de la Corte son vinculantes y los dos países se han comprometido a cumplirlas", por lo que no habrá resistencia al fallo. Pero sus palabras no lograron disipar las dudas en sus propias filas.

"Nosotros advertimos con mucha responsabilidad lo que se nos venía encima", expresó el senador electo Iván Moreira, miembro de la Unión Demócrata Independiente, principal partido de gobierno. Desde la oposición, las voces llamaron a la calma y al acatamiento del fallo, que deberá ser ejecutado por la presidenta electa, la socialista Michelle Bachelet, quien asume el poder en marzo.

"Es una pérdida dolorosa", subrayó la líder opositora, cuyo gobierno deberá demarcar las coordenadas geográficas del límite definido por la CIJ.

Actualmente, nadie sabe con certeza cuánto demorará el proceso de demarcación, pero lo cierto es que cada día servirá a algunos para criticar a Piñera y su deseo de postular a la presidencia en 2017.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)