30 de August de 2011 12:05

Doce millones en busca de patria

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Para la mayoría de la gente es casi natural ser ciudadano de un país, al punto que es difícil entender que haya 12 millones de personas apátridas en el mundo, que carecen de los derechos más básicos.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) lanzó una campaña para generar conciencia sobre la situación de personas que carecen de ciudadanía con el fin de que los gobiernos atiendan las dificultades que padecen.

Las comunidades y personas que no tienen país "necesitan ayuda porque viven en un limbo legal de pesadilla", señaló António Guterres, alto comisionado para los Refugiados.

Sin ciudadanía es casi imposible que la gente mejore su situación. La propia legislación de algunos países impide que las personas legalicen su estatus, el que las priva del derecho a votar y a tener un representante legal. En ese contexto es muy difícil que se hagan escuchar.

Las personas carecen de derechos básicos y no pueden llevar vidas normales. Es muy difícil acceder a la educación, encontrar empleo, casarse, abrir una cuenta bancaria y recibir atención médica.

Los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas redactaron en 1954 la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas para tratar el asunto y definir la condición. En 1961 se volvieron a reunir y se pusieron de acuerdo sobre ciertos principios y un marco legal para disminuir la cantidad de personas en esa situación.

La Convención de 1951 fue suscrita por 66 países y 39 forman parte de la de 1961.

Acnur estima que hay 12 millones de apátridos en el mundo y reconoce que la definición dificulta la recolección de datos precisos. Eso puede llevar la cifra real a 15 millones de personas.

Pasar desapercibido

Una persona puede perder la ciudadanía de varias maneras. Una de las más comunes es cuando un estado deja de existir, como cuando se disolvió la Unión Soviética en los años 90. Otras causas son la discriminación étnica, racial o de género y la simple negligencia al registrar el nacimiento de un niño o niña.

Los trámites para obtener una ciudadanía dependen del país, pueden ser muy caros o complicados, si es que los hay.

Los rusos de Kazajstán no pudieron optar por la ciudadanía kazaja, tras la desaparición de la nacionalidad soviética, y tampoco por la rusa, porque requería haber residido cierto tiempo en Rusia.

"Son problemas que se pueden resolver con medidas administrativas o legales", explicó Vincent Cochetel, funcionario de Acnur, quien fuera secuestrado cerca Chechenia en 1998.

Pero en algunos países con prácticas discriminatorias, las leyes "sistemáticamente crean más obstáculos para que un sector de la población obtenga ciudadanía", dijo a IPS.

Pocos países han creado leyes para evitar la discriminación y conceder la ciudadanía a las personas apátridas. Es un asunto que muchos "han pasado por alto totalmente".

Hay estados que tienen una "cultura de la negación" y buscan atribuir la responsabilidad a sus vecinos, indicó Cochetel, quien añadió que el problema no tiene interés para la comunidad internacional.

La creencia habitual de que no tener patria es un fenómeno viejo impide que se avance en el plano legal. Acnur se propone convencer a los estados de la urgencia del tema para que "tomen medidas prácticas y ayuden a la gente a tramitar documentos y tener derecho a una nacionalidad", señaló. Además apunta a trabajar con los estados para eliminar las barreras causantes de esa situación.

"Sin nacionalidad no pueden acceder a nada", remarcó Cochetel. Muchas personas apátridas forman parte de comunidades marginadas, sin gobierno ni embajada que las proteja. Con pocas oportunidades de educación o empleo es muy difícil subsistir.

Un asunto global

Hay personas sin ciudadanía en muchas partes del mundo, pero Acnur remarca que la situación es "particularmente grave" en Asia sudoriental y central, Europa oriental, Medio Oriente y en algunos países africanos.

La situación de Marruecos, Argelia, Egipto, los de la antigua Yugoslavia, Kirguistán y Kenia se considera "en progreso" de reformar la legislación, aunque todavía no se haya implementado nada.

Hay países que sancionaron leyes que conceden la ciudadanía a ciertas comunidades o minorías. Bangladesh, Brasil, Iraq, Vietnam e Indonesia mejoraron su legislación para que hacerla más inclusiva.

La campaña de Acnur sobre la Apatridia seguirá por varios meses. En la sede de las Naciones Unidas de Nueva York se montó la exhibición "Gente de ningún lado" con fotografías e información sobre las personas en esta situación. (FIN/2011)

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)