24 de January de 2014 09:00

La delegación del régimen sirio amenaza con irse de Ginebra II

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La delegación del gobierno de Siria amenazó hoy con abandonar la conferencia de paz que se celebra en Ginebra si hasta mañana sábado no se produce un encuentro cara a cara con la oposición.


El ministro de Relaciones Exteriores sirio, Walid al Muallem, señaló al mediador de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi, que su delegación está lista para abandonar la conferencia si hasta entonces no se logra "una reunión de trabajo que funcione", informó el Ministerio de Información sirio.

La oposición exigió que la delegación del régimen de Damasco se comprometa por escrito a aceptar como base de las conversaciones lo acordado en Ginebra I, la conferencia sobre siria celebrada en 2012 en la que se acordó un alto el fuego y la formación de un gobierno de transición como paso previo a una solución definitiva al sangriento conflicto.

Brahimi se reunió con representantes del gobierno y se espera que se reúna con los líderes de la oposición por separado a lo largo de la jornada de hoy. Al inicio de las conversaciones hoy ya hubo enfrentamiento porque un miembro de la oposición negó las declaraciones de la delegación del presidente Bashar al Assad, según las cuales los disidentes se habían negado a sentarse en una misma sala con ellos y con Brahimi.

El principal punto de enfrentamiento es el futuro del presidente Bashar al Assad. La oposición sostiene que se tiene que ir y el gobierno insiste en que es una "línea roja" que no se puede debatir. El ministro de Información, Amran Zubi, dijo en un comunicado antes de reunirse con Brahimi que el régimen no había accedido a la formación de un gobierno interino, otro de los puntos clave en la conferencia internacional sobre Siria de 2012.

La oposición dijo que mantenía su compromiso en las conversaciones mientras la transición política formase parte de la agenda. Brahimi quiere que las partes se reúnan en las oficinas de la ONU en Ginebra, Suiza, donde se cree que las negociaciones se centrarán en la puesta en libertad de prisioneros y detenidos y en la posibilidad de abrir para la ayuda humanitaria pueblos y ciudades que permanecen cercados.

A pesar de todo, los delegados de la oposición se muestran confiados en que se pueda hacer algún tipo de avance que ponga fin a la violencia que asola el país desde hace casi tres años y que ha costado la vida de 130 000 personas.

"Sabemos que el camino hacia un acuerdo sobre una solución política es largo, pero cada camino comienza con un primer paso", dijo a dpa Burham Ghaliun, delegado de la oposición. Si las conversaciones de dos días tienen éxito, los delegados de la oposición y los mediadores confían en que las negociaciones puedan prolongarse durante varias semanas e incluso hasta los seis meses, rotando por varias ciudades europeas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)