8 de August de 2010 00:00

‘Clickeo’ nocivo: ¿el mal del ‘mouse’ o el ‘mouse’ del mal?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0



Redacción Siete Días

y Agencias

Todos los que utilizan a diario la computadora para diversas tareas, en el trabajo, en casa, o solamente para diversión se habrán dado cuenta que los movimientos repetitivos con el ‘mouse’ provoca entumecimiento en la mano.Con el tiempo, el nervio mediano termina lesionándose provocando algunos problemas, entre ellos, el síndrome del túnel carpiano (STC) que es molesto y a la vez doloroso; molesto porque impide la labor diaria y doloroso porque el entumecimiento y el dolor que se extiende hasta el codo es insoportable.

Una persona que trabaja frente a una computadora, necesita realizar por lo menos 180 clics por minuto con el ‘mouse’ para redactar un documento o responder e-mails .

Cuando ese movimiento automatizado durante seis u ocho horas diarias se realiza sin las precauciones necesarias, produce lesiones y dolor, la muñeca y el antebrazo que van alterando las funciones normales de la mano.

Según datos proporcionados por la Asociación Argentina de Cirugía de la Mano y Reconstructiva del Miembro Superior (AACM), una de cada dos personas que pasan más de ocho horas por día usando la computadora desarrollará lo que se conoce como síndromes por sobreuso'

Los más comunes son el síndrome del túnel carpiano, que aparece por una fuerte presión reiterada sobre uno de los nervios (mediano) de la muñeca, y tendinitis (inflamación de los tendones).

El nervio mediano es el responsable de la sensibilidad del pulgar y los dedos largos (con excepción del meñique) y de las actividades de pinzas con el pulgar.

Por eso, los primeros síntomas del síndrome del túnel carpiano son el adormecimiento, el dolor y, finalmente, la pérdida de sensibilidad en la mano comprometida. El uso del teclado y, sobre todo, del ‘mouse’ obliga a que las manos permanezcan en posiciones exigidas durante largos períodos de tiempo. Cuando esta práctica es parte de la rutina laboral, aumentan notablemente las probabilidades de que se hinchen los tendones de la mano y, consecuentemente, el nervio mediano sufra la presión de ellos.

Es que el hábito de hacer clics sin un ángulo adecuado de la muñeca, con el antebrazo sin apoyo y un dispositivo pequeño, que no permita sujetarlo con toda la palma, hace que la mano quede en una posición forzada durante más tiempo que el indicado para evitar lesiones. Además, los malos hábitos pueden agravar lesiones o dolores previos.

En los casos más graves, el síndrome del túnel carpiano por sobreuso causa pérdida de la sensibilidad, dificultad para distinguir el frío y el calor al tacto y debilitamiento o atrofia de los músculos de la palma de la mano. Un signo de alarma es también tener dificultades para hacer tareas delicadas, como coser, abrochar botones o cerrar la puerta con llave.

Actualmente la legislación de algunos países de Europa están considerando a este un mal, por lo cual los empleadores deben de dar descanso y atención médica y según la Sociedad de Fisioterapia de Reino Unido las lesiones relacionadas con los movimientos repetitivos causan a las empresas pérdidas anuales de 400 millones de euros (cinco millones y medio de dólares) solo en ese país, y alerta sobre el aumento de este tipo de lesiones. La media de días de baja que se toman los afectados por estas dolencias es de 13 jornadas laborales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)