25 de July de 2010 00:00

La blogósfera cubana no se casa con nadie...

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0



IPS

Hay blogs hechos en Cuba y fuera de fronteras, oficialistas y opositores. Cientos de bitácoras personales sobre esta isla socialista inundan Internet y, atrapadas en el mar de las pasiones políticas, apenas dejan ver una creciente variedad de propuestas que matizan este sistema virtual.

Mucho menos conocidas que Generación Y, espacio de la bloguera Yoani Sánchez, creado desde una posición contraria al gobierno de Raúl Castro, un grupo importante de iniciativas independientes hurgan en la sociedad cubana actual en toda su multiplicidad de matices, desde vivencias personales.

“La blogósfera de Cuba está dividida en dos polos: el oficial y el disidente. No solo funcionan como tales por sus afinidades políticas, sino también porque organizan encuentros de concertación y de formación”, explica el periodista Boris Leonardo Caro, autor de ‘Los Rumores’, ‘El Rumor del Elefante’ y ‘El Rumor Pixelado’.

Aunque piensa que “en ambos grupos hay blogueros auténticos”, Caro considera como lo más interesante del momento actual “el crecimiento paulatino de una región de la blogósfera que está mirando a otras áreas, más o menos polémicas de la sociedad cubana, sin quedarse varada en la confrontación discursiva de oficialistas y opositores”.

Para Elaine Díaz, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, la zona más rica de esa blogósfera hecha “desde adentro” es “la que articula discursos auténticos, espontáneos, que reconstruyen una imagen más cercana del país que conocen y sienten los cubanos de a pie”. El blog de Díaz, llamado La Polémica Digital, convive con Negra Cubana Tenía Que Ser, de la editora Sandra Álvarez y con Paquito el de Cuba, del periodista Francisco Rodríguez. No faltan en ese universo, aportes al debate sobre la política cultural de la isla como La Pupila Insomne, del crítico de cine Juan Antonio García.

Solo un tercio de los blogs cubanos son escritos por mujeres, según los resultados de la primera encuesta sobre la blogósfera cubana, publicados en la bitácora Desarraigos Provocados.

Sin embargo, esta proporción es mayor a la de 20 por ciento registrada por el informe sobre el estado de la blogósfera hispana en el 2009. Un total de 838 autores de blogs fueron invitados a participar en la encuesta el pasado año, pero solo pudieron procesarse 236 respuestas. Del total de la muestra, apenas 25 por ciento bloguea desde la isla y el resto lo hace desde otro país, sobre todo Estados Unidos y España.

La consulta también indicó que 82,4 por ciento de las personas que bloguean en la isla tienen computadora propia, 53,5 por ciento asegura acceder a Internet desde la casa, 74,7 por ciento también se conecta desde el trabajo y 82,1 por ciento revela su identidad personal.

Más allá del blog

“Como profesional, como bloguero, asumo que no existen ‘la realidad’ o ‘la verdad’ a secas, sino ‘las verdades seleccionadas’ y ‘las realidades construidas’ por cada quien, del mismo modo que un fotógrafo selecciona una montaña dentro de todo el paisaje”, dice el periodista Reynaldo Cedeño, autor de La Isla y la Espina.

Cedeño considera “miope y tendencioso erigir una bitácora, cualquiera que esta sea, como ‘el reflejo de la realidad cubana’, porque nuestra realidad, múltiple y compleja, se resiste a ser atrapada por una sola visión y en unos cuantos artículos”.

Acusado de limitar el acceso de la ciudadanía a Internet, el Gobierno cubano sostiene que las limitaciones técnicas y de conectividad son el resultado de las sanciones económicas de EE.UU. contra la isla. La esperanza se coloca ahora en 2011 cuando culmine la instalación de un cable de fibra óptica de casi 1 550 kilómetros, que unirá este país con Venezuela y sustituirá la actual conexión con Internet vía satélite.

Mientras algunas personas buscan siempre la manera de entrar, desde sus centros de trabajo o por vías alternativas que pasan por compartir cuentas con terceras personas, no faltan quienes, desde sectores oficiales, miran con ojeriza a blogueros o blogs independientes e, incluso, intentan frenar estas iniciativas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)