14 de April de 2014 19:56

Alarma ante reaparición de una enfermedad destructiva para el plátano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) lanzó hoy, lunes 14 de abril de 2014,  una alarma frente al resurgimiento del marchitamiento por fusarium (o fusariosis), una de las enfermedades más destructivas para la banana (plátano, cambur), una fruta consumida en todo el mundo.

La Fao, en un comunicado difundido hoy, exhortó a los países a intensificar la supervisión, información y prevención de esta devastadora enfermedad que de reciente se extendió desde Asia hasta µfrica y el Medio Oriente, y que podría afectar a América Latina.

Conocida también como enfermedad de Panamá, la fusariosis podría tener graves consecuencias para la producción y exportación del popular fruto, con serias repercusiones para las plantaciones, los comerciantes y las familias que viven de esta explotación de la banana.

"La banana es el octavo cultivo alimentario más importante del mundo y el cuarto cultivo alimentario entre los países menos desarrollados, según Faostat, el principal servicio de recolección y análisis de datos del organismo de la ONU", subrayó la nota de la Organización.

Para Gianluca Gondolini, secretario del Foro mundial de la banana ante la Fao, "toda enfermedad o problema que afecta a las bananas sacude a una importante fuente de alimentos, medios de vida, empleo e ingresos públicos en muchos países tropicales". "La propagación de la enfermedad del marchitamiento por Fusarium de la banana podría tener un gran impacto en los productores, comerciantes y las familias que dependen de la industria bananera", advirtió el fitopatólogo de la Fao, Fazil Dusunceli.

"Los países deben actuar ahora, alertó, si queremos evitar el peor de los escenarios: la destrucción masiva de gran parte de los cultivos de banano en el mundo". Noticias procedentes de Ecuador y Colombia, principales productores y exportadores de banana, indican que la fruta no fue embestida por la enfermedad. La cepa TR4 de la enfermedad infecta las bananas Cavendish, la variedad más comercializadas en el mundo, Pese al daño a las plantaciones y la producción, la fruta misma sigue siendo comestible La fusarium está causada por un hongo Fusarium que se propaga por el suelo y el hongo puede permanecer activo durante décadas. Según la Fao, la mejor manera de combatir contra la enfermedad es prevenir su propagación, "evitando el movimiento de material vegetal enfermo y de partículas del suelo contaminadas".

La Organización destaca la importancia del uso de "plántulas libres de la enfermedad y evitar la entrada y salida de partículas de suelo y material de siembra infectados de las explotaciones, ya sea mediante el transporte, los visitantes o por otros medios". El tema será afrontado en varias de reuniones que se celebrarán próximamente en Kenia, Sudáfrica y Trinidad y Tobago, para abordar una serie de cuestiones, incluyendo el desarrollo de planes de acción para prevenir, controlar y contener la enfermedad. Otras cepas de la enfermedad existieron desde hace mucho tiempo, pero la fusariosis causó importantes pérdidas en las plantaciones de banana en el sureste asiático en las últimas dos décadas, y de reciente fue señalada en Mozambique y Jordania.

En efecto, concluye la Fao, el cultivo de la banana "es vulnerable a diversas enfermedades en varias partes del mundo, pero el marchitamiento por Fusarium, por el hecho de que se propague por el suelo, la hace especialmente peligrosa".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)