7 de junio de 2017 23:13

Violentos disturbios en Caracas en medio de críticas a fuerzas de seguridad

Manifestantes protestan el miércoles 7 de junio de 2017, en Caracas (Venezuela). EFE

Manifestantes protestan el miércoles 7 de junio de 2017, en Caracas (Venezuela). EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un joven de 17 años falleció el miércoles 7 de junio de 2017 en Caracas durante fuertes disturbios tras una protesta contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que las fuerzas de seguridad dispersaron con bombas lacrimógenas.

Según un video que circula en redes sociales, el adolescente sangra de una importante herida en el pecho, postrado en la avenida Libertador (este). La fiscalía de ese país, informó que investiga las causas, mientras que opositores responsabilizaron a los cuerpos de seguridad.

Con esta muerte, las protestas que estallaron el 1 de abril dejan 66 fallecidos, un millar de heridos y cientos de detenidos, según la fiscalía venezolana, cuyas investigaciones -cuestionadas por el gobierno- señalan a una veintena de efectivos de seguridad.

Los opositores denuncian una “represión salvaje” por parte de militares de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y policías, a quienes acusan de disparar al cuerpo bombas lacrimógenas, perdigones metálicos y canicas. “Para que no sigan matando, para que no sigan creyendo que la impunidad les va a durar toda la vida, la única forma es seguir peleando” , dijo el diputado opositor Miguel Pizarro.

Pero el gobernante acusó este miércoles a sus adversarios de ejercer una “violencia extremista” con apoyo de Estados Unidos para evitar la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa, según dice, para lograr la paz.

Ni una “ atrocidad ” más 

Miles de opositores intentaron llegar al Consejo Nacional Electoral (CNE), centro de Caracas, para rechazar la Constituyente pero fueron bloqueados por militares y policías en el oeste y este, con gases y perdigones.

La manifestación degeneró en fuertes disturbios en Chacao (este), donde fueron quemados tres camiones.

La oposición había emplazado al jefe de la Fuerza Armada y ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a permitir la marcha y honrar su palabra luego de que el martes reconociera excesos de la GNB en las protestas: “No quiero ver un guardia más cometiendo una atrocidad en la calle”, dijo.

Pero el ministro ratificó este miércoles en Twitter su “solidaridad” con los miembros de la Guardia “que con tanta dignidad defienden la Patria, siempre fiel a su deber y serenos en el peligro”. “Los mismos que hablan de represión son los que con doble rasero y en la obscuridad alientan la violencia, la muerte y el odio”, agregó, al referirse a un militar herido de bala en el oeste de Caracas.

“Ahora roban los zapatos”

La declaración del ministro se produjo tras la circulación de videos en los que se ve a policías y militares agrediendo y robando a algunos manifestantes y periodistas durante una protesta el lunes.

Señalado por la oposición como el “principal represor” , el ministro de Interior, general Néstor Reverol, anunció que fueron identificados los policías implicados en robos y abusos, y dijo que serán puestos a órdenes de la fiscalía venezolana. “Se han convertido en unos delincuentes, ahora roban los zapatos y celulares a la gente” , declaró el dirigente universitario Alfredo García.

Sin aludir directamente a los señalamientos, Padrino López, quien ha declarado “lealtad incondicional” a Maduro, advirtió el martes que el militar que irrespete los derechos humanos “tiene que asumir su responsabilidad”.

La actuación de policías y militares ha sido criticada por la fiscal general, Luisa Ortega, confesa chavista pero ahora considerada “traidora” por el gobierno por oponerse a la Constituyente.

“¡Lo juro por Dios!” 

El líder opositor Henrique Capriles sugirió que existe una división en la Fuerza Armada y entre Padrino López y Reverol. “¿Quién es el que manda?”, manifestó, al pedirle a los militares defender la Constitución.

“Estamos en una hora decisiva, a este fraude constitucional le pusieron fecha, por eso tenemos que ser más gente en la calle. La Constituyente significa más hambre, más crisis”, agregó.

Pero Maduro afirmó que “nadie va impedir” que el 30 de julio se realice la elección de la Constituyente y amenazó con enviar a prisión a quien genere disturbios durante la votación: “Lo juro por mis ancestros, lo juro por Dios y por la patria”, sentenció en un acto público con jóvenes.

La oposición califica de “fraude” el proyecto para cambiar la Constitución porque no fue convocado en referendo y tiene un sistema de votación territorial y por sectores sociales que, asegura, garantizará al chavismo la mayoría de los 545 asambleístas.

Una acción legal que presentó la fiscal contra esa iniciativa fue rechazada este miércoles por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acusado de servir al chavismo.

Para la oposición, una elección general es la única salida a la severa crisis política y económica que vive el país petrolero, con escasez crónica de alimentos y medicinas y una inflación que el FMI cifra en 720% en 2017.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)