16 de agosto de 2017 21:24

Siete muertos en un ataque a hospital de Guatemala para rescatar a un pandillero

El hospital Roosevelt en la ciudad de Guatemala el 16 de agosto de 2017. Al menos cuatro personas murieron y varias otras resultaron heridas cuando presuntos miembros de pandillas mataron a dos guardias de la prisión y heridos de gravedad un tercio en el

Hospital Roosevelt en la ciudad de Guatemala el 16 de agosto de 2017. Al menos cuatro personas murieron y varias otras resultaron heridas cuando presuntos miembros de pandillas ingresaron disparando para liberar a un preso, miembro de la pandilla mara salvatrucha que acudió a una cita médica. Foto: Johan Ordonez / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Desasosiego, incertidumbre y pánico se respiraba hoy en el Hospital Roosevelt de Guatemala, donde un grupo de pandilleros armados entró disparando con el supuesto fin de liberar a uno de los suyos que había sido trasladado desde la cárcel para un examen médico.

Las versiones de los testigos son confusas, mas todos coinciden en que los cinco mareros de la Salvatrucha, todos ya detenidos, iban a bordo de un automóvil y entraron disparando.

El ataque dejó siete muertos. Los hombres primero asesinaron a un hombre a las puertas del centro médico, ubicado en la zona 11 de la capital, y luego continuaron su paso hasta la entrada de las consultas externas.

Anderson Daniel Cabrera, de 29 años, integrante de la Mara Salvatrucha (MS) y recluido en la prisión de Fraijanes II desde diciembre de 2013 por delitos como asesinato y asociación ilícita, había acudido a la emergencia para un chequeo.

Cinco pandilleros, entre ellos uno menor de edad, supuestamente acudieron para su liberación. Dispararon, mataron a dos guardias del Sistema Penitenciario (SP) y tres civiles. Otras dos personas murieron al ser trasladadas al Hospital San Juan de Dios y 12 personas, entre ellas un menor de edad, están heridas, tres en estado "delicado".

En el momento de los disparos Cabrera logró huir de las autoridades. Los cinco pandilleros que perpetraron el ataque y que intentaron escaparse e incluso se escondieron en el área de maternidad, fueron detenidos.

Todos son integrantes de la misma pandilla y fueron identificados como Jonathan Daniel Chach, de 19 años y conocido como "Danny"; Elder Josué Méndez, de 22; Ángel Estuardo García, de 20 años; Santos Humberto Cruz, de 29, y un menor de 17 conocido como "El Niño".

Este ataque, que no es el primero que ha ocurrido en el año, ha vuelto a sacar a la palestra la necesidad de aumentar la seguridad en uno de los países considerado entre los más violentos del mundo.

El subdirector del Hospital Roosevelt, Marco Antonio Barrientos, admitió en una conferencia de prensa posterior el pánico que se había vivido en el centro y el miedo que tienen algunos médicos, enfermas y profesionales para trabajar, pues no se sienten seguros.

Es por ello que han evacuado la mayor parte del hospital y han cerrado las consultas hasta nueva orden. Mientras evalúan la situación, exigen "seguridad", porque esta no es la primera situación que se presenta: "Hoy pedimos a las autoridades que por favor acudan a resguardar. Necesitamos seguridad".

"Todo el mundo tiene pánico, tienen miedo", reconoció, y recordó que su labor es proteger y sanar a la población, pero para ello necesitan garantías.

Aprovechando este altercado, los diputados del Congreso aprobaron hoy en primer debate de urgencia nacional un proyecto de ley, conocido como "Ley Antimaras", que busca modificar algunos delitos del Código Penal y crear otros para atender el tema de las pandillas.

Entre los artículos que se busca reformar esta la tipificación del delito de terrorismo y aumentar las penalizaciones contra los pandilleros, aunque también hubo quien pidió reactivar la pena de muerte en el país.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, que tildó estos hechos de "terroristas", mostró su solidaridad con las víctimas, prometió capturar a los responsables del atentado que causa "indignación", y solicitó a los juzgados no ordenar el traslado de más presos a los hospitales si no está plenamente certificada la necesidad.

Instó además al Congreso a aprobar un préstamo para construir clínicas móviles en los centros penitenciarios y para remodelar y construir las cárceles, y anunció que elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ejército vigilarán todos los hospitales del país para garantizar la integridad de las personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)