24 de abril de 2016 09:58

Obama y Merkel se reúnen esta tarde en Hannover para relanzar el TTIP

La canciller alemana, Angela Merkel (der.) y el presidente estadounidense Barack Obama (izq.) paseo por el jardín durante una ceremonia de bienvenida en el Castillo de Herrenhausen en Hannover, Alemania. EFE

La canciller alemana, Angela Merkel (der.) y el presidente estadounidense Barack Obama (izq.) paseo por el jardín durante una ceremonia de bienvenida en el Castillo de Herrenhausen en Hannover, Alemania. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

Barack Obamapresidente de EE.UU. y la canciller alemana, Angela Merkel, se reúnen esta tarde en Hannover (Alemania) para relanzar el acuerdo comercial entre la UE y EE.UU. y abordar asuntos clave de la agenda global como Siria, Ucrania y el terrorismo yihadista.

El encuentro de los dos mayores defensores de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP) estuvo precedido por las numerosas manifestaciones críticas que se celebraron ayer en esta ciudad alemana, y que congregaron a decenas de miles de personas.

La marcha principal discurrió de forma pacífica con eslóganes contra los tratados de libre comercio, los productos transgénicos, las multinacionales y los lobbys, y escoltada por una treintena de tractores y una gran estatua de madera con forma de caballo bajo el lema "TTIP: Un troyano?".

Los manifestantes cargaron contra el TTIP, alegando que reducirá los estándares de calidad de los productos, dañará el medioambiente, lesionará los derechos laborales y limitará la soberanía de los estados implicados.

Merkel y Obama, por su parte, volvieron ayer a insistir en la importancia de que salga adelante este acuerdo. El presidente de EE.UU. aseguró en una entrevista en el diario popular Bild que el TTIP es "una de las mejores herramientas para impulsar el crecimiento" y para crear puestos de trabajo tanto en EE.UU. como en Europa.

La canciller recalcó en su habitual videomensaje de los sábados que este acuerdo comercial no va a servir para retroceder en materia de estándares, "sino para asegurar lo que hoy prevalece en Europa en materia de medioambiente y protección del consumidor".

Ambos líderes saben que el TTIP precisa de impulso político, ya que las perspectivas de que salga adelante son cada vez menores, por las crecientes críticas, las persistentes diferencias entre las partes -que inician la semana que viene su décimo tercera ronda- y los apenas ocho meses de mandato que le restan a Obama.

Josef Braml, experto en política estadounidense de la Sociedad Alemana de Política Exterior (DGAP), consideró recientemente en un encuentro con periodistas extranjeros que el TTIP no tiene "ninguna oportunidad" de salir adelante con Obama.

De no aprobarse este año, argumentan los analistas, las negociaciones encallarían de forma irremediable, al menos hasta 2018, por el calendario electoral: cualquiera que sea el sucesor de Obama va a ser más cauto con el TTIP (si no un declarado enemigo, como Donald Trump) y, en 2017, habrá elecciones en Francia y Alemania.

Más allá del acuerdo transatlántico, se da por descontado que los dos líderes aprovecharán la tercera -y posiblemente última- visita oficial de Obama a Alemania para intercambiar opiniones y estrategias sobre las principales
crisis internacionales.

El asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, explicó que el presidente pretende resaltar en su visita a Hannover los "desafíos" actuales que afrontan conjuntamente EE.UU. y Europa, entre los que destacan la amenaza del terrorismo y la crisis de refugiados, así como los esfuerzos ante los "vientos en contra" que afectan a la economía y al crecimiento global.

Obama llega este mediodía a Hannover y, tras una reunión bilateral con Merkel seguida de una rueda de prensa, inaugurará con la canciller la Hannover Messe, la mayor feria industrial del mundo, en la que EEUU es país invitado en esta edición.

Mañana, además, Alemania ha convocado con escasa antelación una cumbre informal a la que a Obama y Merkel se sumarán el presidente francés, Franois Hollande, y los primeros ministros de Reino Unido e Italia, David Cameron y Matteo Renzi.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)