15 de febrero de 2015 19:45

Multa de USD 3,25 millones a CWE de China en el Toachi

La presa de río Toachi, de 60 metros de alto y 80 metros de ancho, almacenará 8,5 millones de m³ de agua. El líquido se enviará por un túnel de 8,7 km para que genere la central Alluriquín. Foto: EL COMERCIO

La presa de río Toachi, de 60 metros de alto y 80 metros de ancho, almacenará 8,5 millones de m³ de agua. El líquido se enviará por un túnel de 8,7 km para que genere la central Alluriquín. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 10
Contento 26
Alberto Araujo

La empresa China International Water & Electric (CWE), constructora del proyecto hidroeléctrico Toachi-Pilatón, ha recibido multas por más de USD 3,25 millones debido a incumplimientos en su contrato en cuanto a plazos, procedimientos técnicos, y normas de salud y seguridad industrial

Las sanciones fueron emitidas a partir de un informe de la Contraloría de marzo del 2013, que hizo ocho observaciones a la firma. Según el gerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), Eduardo Barredo, a la fecha esos incumplimientos han sido subsanados.

Explicó que las multas impuestas a CWE se han descontado progresivamente de las planillas canceladas.

El proyecto hidroeléctrico Toachi-Pilatón está ubicado en la vía Alóag-Santo Domingo, a dos horas de Quito. Está compuesto por las centrales de generación Sarapullo, Alluriquín y una minicentral al pie de la presa del río Toachi.

En las tres centrales se instalarán siete turbinas que suman 254,4 megavatios de potencia.

Para la construcción de la obra civil se firmó con CWE un contrato por USD 240,4 millones en diciembre del 2010. Mientras que para proveer de los equipos electromecánicos se contrató a Inter Rao de Rusia por USD 145 millones.

En un análisis de 102 páginas, la Contraloría evalúo la ejecución del proyecto hasta marzo del 2012 e hizo ocho observaciones. En primer lugar, determinó que no hubo una entrega oportuna de los terrenos en el sector Alluriquín y por ello se retrasó el inicio de los trabajos.

Según información de Celec-Hidrotoapi (contraparte estatal en el proyecto) entregada a este Diario, sobre esta observación se ha concluido la transferencia del 92% de los predios.

Adicionalmente, se continúa con los trámites de siete terrenos que están hipotecados al Banco Nacional de Fomento y de otros cuatro cuyos propie­ta­rios son menores de edad. Pero esto ya no afecta al avance del proyecto, según Barredo.

En segundo lugar, la Contraloría observó que CWE no incorporó en la ejecución del proyecto al personal técnico principal encargado de geología, geotécnica e ingeniería civil incluido en su oferta.

Este aspecto “ocasionó un déficit de personal técnico calificado, con la consecuente disminución de la calidad de los trabajos”, indica el análisis.

Barredo indicó que se exigió a la contratista incorporar ese personal y esto se ha cumplido.

En las tercera y cuarta observaciones, la Contraloría indicó que CWE no ubicó el equipo necesario señalado en su oferta, especialmente los jumbos de dos brazos (maquinaria para la perforación de los túneles). Esto ocasionó un retraso en el inicio de los trabajos y retardó el avance del proyecto.

En lugar de los jumbos, la constructora utilizó martillos neumáticos sin la expresa aprobación de Hidrotoapi.

En respuesta, la empresa pública aplicó multas a CWE y la constructora implementó tres jumbos para las perforaciones.
Hidrotoapi, además, indicó que en los túneles pequeños no era posible la operación de jumbos por lo que se aprobó el uso de martillos neumáticos.

En la quinta observación, la Contraloría indicó que CWE
excavó los túneles sin cumplir las especificaciones en la colocación de sostenimientos y recubrimiento; además, que no
contaba con el número suficiente de geólogos para establecer qué cantidad de pernos de sostenimiento se debía colocar según el estado de la roca.

La contratista tampoco contaba con un laboratorio de suelos y hormigones -para controlar de calidad del hormigón- ni con el equipo adecuado para realizar los ensayos de tracción en los pernos de anclaje.

Hidrotoapi informó que se está cumpliendo con la recomendación de establecer volúmenes de obra adecuadamente ejecutados y con respaldos para cuantificar rubros de obra y realizar una reliquidación.

En sexto lugar, la autoridad observó que CWE empezó con retraso los trabajos en las obras de captación y en la central Sarapullo, entre otros frentes.

Para subsanar este tema, se modificó la estructura del personal y equipos de la constructora. Pero además Barredo señaló que la contratista se encontró con fallas geológicas y roca poco sólida en las excavaciones, por lo que se le tuvo que extender el plazo en 315 días.

Finalmente, en las séptima y octava observaciones, la Contraloría encontró que la empresa no contaba con personal ni equipos necesarios en el centro médico; no implementó un sistema adecuado de tratamiento de aguas ni garantizaba la provisión de agua potable; los servicios sanitarios no cumplían con especificaciones técnicas; además de que había problemas con las escombreras y la recolección de aguas de perforación de túneles.

Según el subgerente de Hidrotoapi, Óscar Naranjo, por estos incumplimientos CWE fue multada y se le obligó a hacer mejoras, sobre todo sanitarias, y en los campamentos. Este Diario no pudo contactarse con representantes de CWE.

Energía 

La Contraloría hizo ocho observaciones a la ejecución del proyecto. La constructora ha corregido los incumplientos, según Celec.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)