27 de mayo de 2016 00:00

Muerte de joven colombiano inquieta a familiares y DD.HH.

Los familiares del joven colombiano piden que la desaparición y muerte de  Francisco Cajigas se esclarezca. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Carlos Ruiz (der.), hermano de Cajigas, se reunió el miércoles con gente de la Fiscalía. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 43
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Javier Ortega
Javier Ortega

La pregunta está en el aire y sin respuestas. “¿Cómo es posible que las autoridades ecuatorianas nos hayan entregado el cadáver sin una de sus partes”, cuestiona la familia de Francisco Javier Cajigas Botina, un joven colombiano que fue reportado como desaparecido el 17 noviembre del 2015 y hallado muerto 13 días después en la laguna de Yahuarcocha(Ibarra).

Cajigas, de 32 años, fue visto por última vez ese 17 de noviembre; estaba en la puerta de su casa, ubicada en las calles Flores y Salinas, en Ibarra.

Angie Pinto, conviviente de la víctima, señala que la Policía supuestamente lo detuvo, porque habría roto el espejo de un auto. Y reconoce que él estaba en estado de embriaguez.

Los agentes -añade la mujer en la denuncia presentada oficialmente en Ibarra- lo llevaron a una dependencia de la Fiscalía. Ahí, una investigadora ordenó la libertad del extranjero, porque el supuesto daño al auto no requería privación de libertad.

Los familiares dicen que los agentes le confirmaron que el hombre fue liberado. Sin embargo, desde entonces no se supo nada de su paradero hasta el 30 de noviembre, cuando la Dinased localizó el cuerpo.

El Gobierno ya conoció este hecho y lo que denuncian los deudos. Ayer, el viceministro del Interior, Diego Fuentes, confirmó que hay una indagación abierta para detectar “posibles responsabilidades de la Policía Nacional” en este caso.

Advirtió que no tendrán “ninguna contemplación con miembros de la institución que estuviesen vinculados con la detención” de Cajigas y que de comprobarse se les dará de baja inmediatamente. Las investigaciones continuarán hasta aclarar el hecho. Este anuncio lo dio durante una rueda de prensa sobre la detención de una banda en Quito.

El cuerpo sin la cabeza

El 30 de noviembre, agentes que llegaron a la laguna de Yahuarcocha decidieron trasladar el cadáver al Centro de Investigaciones de Ciencias Forenses de Esmeraldas. 12 días después, los peritos entregaron el cuerpo a la familia.

Ayer, Carlos Ruiz Botina, hermano mayor de Francisco, habló con EL COMERCIO y recordó que los restos estaban envueltos en una bolsa plástica que la familia nunca abrió. “En ese momento nos dijeron que por riesgo biológico, por el impacto psicológico y porque estaba en avanzado estado de descomposición era mejor que no lo viéramos”. Y así lo enterraron en Pasto.

Los peritos del Centro Forense de Esmeraldas revelaron a la familia que Francisco murió por un golpe en la cabeza.

Pese al informe, los parientes pidieron ampliar las diligencias con personal técnico de Colombia. Fue entonces que se decidió exhumar el cuerpo de Cajigas el 20 de mayo último.

En esa diligencia, los peritos colombianos descubrieron que en la fosa solo estaba el cuerpo del colombiano, pero faltaba su cabeza. “Es decir, nos entregaron el cuerpo de Francisco incompleto. ¿Por qué?”, se pregunta la familia.

Por eso, allegados de Cajigas acudieron el miércoles a la Comisión de la Verdad de la Fiscalía, en Quito. Allí hablaron con Fidel Jaramillo, director de esa unidad.

“En la reunión nos informaron que la cabeza de Francisco estaría en custodia del Centro de Investigaciones de Ciencias Forenses de Esmeraldas. Esto, debido a que supuestamente un funcionario de este departamento habría olvidado incluir el cráneo junto al cuerpo en la funda que nos entregaron”, detalla Ruiz.

En esta reunión también participó Gina Pasquel, asesora jurídica de la Fundación Regional de Derechos de Derechos Humanos (Inredh). Ella confirmó a este Diario que en esa cita se mencionó que la cabeza del joven se encontraría en Esmeraldas y los parientes aseguraron que todavía no reciben esa parte del cuerpo.

Pero ayer, el viceministro Fuentes aseguró que el cráneo del joven ya fue encontrado y que “lo entregaron a la familia”.

Inredh realiza un “acompañamiento” a los allegados del extranjero, quien sigue un proceso legal en Ecuador por la desaparición y muerte. Pasquel comenta que el caso debería ser tratado como “desaparición forzada, porque la última vez que se lo vio fue con policías en servicio activo”.

En las últimas horas, la Fiscalía envió un corto comunicado de prensa en donde anunciaba que solicitaron la denominada ‘Asistencia Penal Internacional’ con Colombia para obtener los análisis de las muestras tomadas al cuerpo.

Con esa coordinación internacional se quiere cotejar el primer informe de la autopsia y reconfirmar cómo murió el extranjero. Por ahora, la indagación es reservada.

Ayer, Fuentes aclaró que la familia de Cajigas ya se ha reunido con la Policía de Ecuador. “Hemos aportado con todo lo que corresponde por parte de la Dinased. Se hicieron, en su momento, las pericias a través de todos los medios técnicos, las pruebas de luminol en la camioneta en donde habría estado la persona”, sostuvo el funcionario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (3)