18 de mayo de 2016 21:52

Moradores de la calle 9 de Octubre de Portoviejo, en desconcierto tras la réplica del terremoto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago Sarango

Minutos después del movimiento telúrico de 6.8 grados en la escala de Richter, ocurrido la mañana de este miércoles 18 de mayo de 2016, los comerciantes y moradores de la calle 9 de Octubre, en el centro de Portoviejo, decidieron cerrar sus locales y abandonar el sector en busca de resguardo.

José Luis Proaño, trabajador de la vulcanizadora Flores, situada en el lugar, comenta que la situación se ha vuelto insostenible. Para el hombre de 35 años, el acercarse a laborar en el sector le pone en una situación de incertidumbre, pues la edificación donde se encuentra el establecimiento comienza a presentar afectaciones en sus paredes.

Junto a la vulcanizadora, tras dejar una mesa de madera donde recibe a sus clientes, Ramón Molina también manifiesta su preocupación ante la situación que vive la zona, tras los recientes movimientos telúricos. El manabita de 53 años oferta artículos y piezas para autos en la vereda de la calle 9 de Octubre, que está próxima a la Zona Cero de Portoviejo.

Durante el temblor de este miércoles, Molina tomó de forma rápida a su esposa y se dirigió a la calle. Ahí esperó a que el movimiento telúrico se calmara. Cerca de su puesto de autolujos, cayeron partes de una edificación cerca de su mesa de trabajo. Él abrazaba fuerte a su esposa, quien lloraba desconsolada.

En el extremo sur de la calle, rodeada de un grupo de moradores, se encontraba Marina Segarra. Para la mujer, el nuevo evento natural preocupa de sobremanera a sus pobladores. “Ya no tenemos palabras para expresar lo que sucede, cada nuevo temblor solo nos hace pedir a Dios que ya no más”, resalta.

Video réplica 18 de mayo de Manabí

Segarra tiene su propiedad en la calle 9 de Octubre, la cual quedó en malas condiciones tras el terremoto del 16 de abril. El inmueble fue calificado como una vivienda insegura y probablemente deba ser demolido. Tras el último temblor de este miércoles 18, las dudas sobre el futuro de su casa incrementaron.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)