30 de octubre de 2015 00:00

La monilla y la roya afectaron a 170 000 hectáreas de café y cacao

Manuel Echeverría, de 80 años, cultiva cacao nacional desde hace 50 años, en la vía hacia la parroquia rural Puerto Limón de Santo Domingo. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Manuel Echeverría, de 80 años, cultiva cacao nacional desde hace 50 años, en la vía hacia la parroquia rural Puerto Limón de Santo Domingo. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
María Victoria Espinosa

El frío y las constantes lluvias en verano afectaron los cultivos de café y cacao de Santo Domingo de los Tsáchilas y las provincias de la Costa.

Según la Asociación de Cacaoteros de Santo Domingo, alrededor de 5 000 hectáreas de cacao tuvieron monilla entre julio y octubre del 2015. En esta provincia se registran
16 770 hectáreas plantadas.

Julio Gende cultiva desde hace 10 años cacao en la vía hacia Puerto Limón, en Santo Domingo. “Nunca habíamos tenido tanta monilla como ahora. Además, las plantas se quemaron por el frío”.

Esta situación se presentó en Guayas, Manabí y Esmeraldas. Por ello, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) declaró al sector cacaotero en emergencia fitosanitaria el 3 de septiembre de 2015.

A escala nacional se invierten USD 4 millones en la adquisición de 240 000 kits de fungicidas que serán entregados gratuitamente. Estos serán utilizados en 170 000 hectáreas de cacao y café que tienen problemas de monilla, escoba de bruja y roya. En total, el país tiene 97 000 hectáreas de café y más de 500 000 de cacao.

A Gende se le dañaron tres de cinco hectáreas. Hasta el primer trimestre de este año, cada hectárea producía hasta 13 quintales de cacao seco. Pero este mes solo obtuvo dos quintales de toda la plantación. “Estamos en una situación crítica y apenas inicia el fenómeno de El Niño. No sabemos qué hacer”.

Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), la semana anterior en Santo Domingo se registraron precipitaciones de entre 22,0 y 32,0 milímetros por hora. Lo normal en este mes sería de entre 7,0 y 15,0 milímetros. Además, la temperatura de este mes oscila entre 16° y 19°. “Se da especialmente en la noche. En octubre de 2014 era de entre 23° y 26°”, señaló Darwin Ortiz, técnico del Inamhi.

La Dirección Provincial del Magap reconoce que el cambio climático y la posible llegada del fenómeno de El Niño han hecho proliferar las enfermedades como la roya en el café y la monilla en el cacao.

Oswaldo Espinoza, director provincial del Magap, aseguró que en Santo Domingo se han entregado 2 000 kits a los agricultores. Estos contienen fungicidas basados en sulfato de cobre; un fijador para que el producto no se concentre en el suelo, guantes y mascarillas.

En Pedernales, El Carmen, y Calceta, cantones de Manabí, los productores recibieron 4 000 kits para utilizar en las plantaciones de cacao y 1 697 para controlar las enfermedades en las plantas de café.

El productor Franklin Mendoza tiene 5 hectáreas plantadas con café en el este de Pedernales. Sus 3 hectáreas se han dañado por la roya. “Les apareció un polvo amarillo y las plantas se quemaron por la humedad de estos días”.

La técnica del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma, Beatriz Manzanillas, explicó que los insumos de los kits darán un beneficio; sin embargo, los agricultores deben aprender buenas prácticas en el campo. Por eso se han dado charlas informativas sobre cómo prevenir esas plagas. Se enseñan técnicas de poda y cómo deben utilizar los fertilizantes.

El productor Manuel Echeverría, de 80 años, afirmó que otro de los inconvenientes que tuvieron y que mermó la producción fue la caída de ceniza que emanó del volcán Cotopaxi, a mediados de septiembre. “Las mazorcas se volvieron negras y no daban frutos. Debíamos limpiar la ceniza y arrancar las mazorcas negras”.

Pero Manzanillas aseguró que los efectos del material volcánico en Santo Domingo no fueron graves y que incluso en el sector de El Esfuerzo, las plantaciones mejoraron debido a que sirvió como una especie de fungicida natural.

El catedrático en agronomía, José Gavilanes, explicó que la ceniza tiene algunos nutrientes que mejoran el suelo, pero por sí sola no es tan afectiva. Pero que al caer en hojas o frutos puede dañarlos, porque contiene azufre.

En contexto

La exceso de humedad inusual durante la época de verano es uno de los problemas que enfrentan los productores de café y cacao. Esa condición climática genera plagas y enfermedades en los cultivos. Los agricultores se preparan para enfrentar a El Niño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)