7 de marzo de 2016 17:27

Ministro colombiano dimite por mala gestión de la sequía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La mala gestión de la sequía que azota a Colombia hace cinco meses, y que amenaza con sumir al país en una crisis energética, motivó la dimisión del ministro de Minas y Energía, informó este lunes 7 de marzo del 2016 el presidente Juan Manuel Santos.

“Tomás González ha asumido la responsabilidad por la demora en estas medidas de ahorro y ha presentado su renuncia” , dijo el mandatario desde la presidencial Casa de Nariño.

“Los esfuerzos del ministerio de Minas y de la CREG (Comisión de Regulación de Energía y Gas) para incentivar el ahorro, no han sido suficientes” , agregó.

El anuncio de Santos coincidió con la apertura este lunes de una investigación por parte de la Procuraduría, ente que fiscaliza a los funcionarios públicos en Colombia, por eventuales conflictos de interés de González en la celebración de contratos.

La actual ministra de la Presidencia, María Lorena Gutiérrez, asumirá la cartera de Minas, dijo el presidente.

Al anunciar sus decisiones de emergencia para evitar recortes de electricidad, Santos señaló que aprobó por decreto una política basada en premiar el ahorro y castigar el desperdicio de energía para evitar una escasez de energía y unos racionamientos como los que los colombianos vivieron en 1992.

“Por cada peso que ahorre el hogar del consumo promedio, recibirá otro peso como incentivo. Si consume un peso más que el promedio, le vamos a cobrar el doble”, afirmó.

“Para los grandes consumidores vamos a darles un incentivo para que generen su propia energía y sustituyan la que le compran a la red”, añadió.

El presidente remarcó que, pese a las recomendaciones que su gobierno viene haciendo desde el pasado octubre, cuando el fenómeno meteorológico El Niño alcanzó en Colombia la categoría “ grave ” , en los meses de enero y febrero se consumió en el país 5% más de energía que en los mismos períodos del año anterior.

El gobierno prevé para abril y mayo la mitad de las precipitaciones registradas habitualmente en esos meses, lo cual presiona el nivel de los embalses.

Además de los problemas por El Niño, agravado este año por el cambio climático, Santos mencionó el incendio en la central hidroeléctrica de Guatapé (oeste) , que motivó la importación de energía a Ecuador.

En 1992, una sequía atribuida a El Niño causó un apagón de nueve meses que obligó al entonces mandatario César Gaviria a decretar medidas de emergencia económica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)