13 de septiembre de 2017 00:00

Ministerio de Finanzas busca en el FLAR más de USD 600 millones

Carlos De la Torre indicó que ya se gestiona un nuevo crédito con la FLAR, por un valor “un poco mayor al que ya habían otorgado”. Foto: EL COMERCIO

Carlos De la Torre indicó que ya se gestiona un nuevo crédito con la FLAR, por un valor “un poco mayor al que ya habían otorgado”. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Negocios

En el calendario del Ministerio de Finanzas, septiembre es uno de los meses que consume más recursos fiscales, al igual que marzo, junio y diciembre. En estos períodos el Gobierno debe hacer pagos de capital por diversas operaciones, por ejemplo, de deuda pública, dijo el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre.

La semana pasada el Ministerio de Finanzas realizó un pago de deuda por USD 77 millones, que correspondía a la última cuota del crédito por USD 617,58 millones que el país adquirió con el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) en el 2014.

Con esa obligación pagada, el Fisco quedó con el cupo libre en el FLAR y lo utilizará enseguida. De la Torre indicó que ya se gestiona un nuevo crédito con esta institución, por un valor “un poco mayor al que ya habían otorgado”.

Para el 2017, según la planificación del Gobierno, el país identificó necesidades de financiamiento por USD 11 670 millones, para cubrir el déficit fiscal y las amortizaciones de la deuda pública.

También ubicó siete fuentes de financiamiento, entre ellas, bonos en el mercado internacional y local, préstamos de gobiernos (China principalmente) y organismos multilaterales.

En los nueve primeros meses del año, el país ya ha conseguido cerca de USD 9 000 millones de lo proyectado, según el Ministro de Finanzas. “Lo que necesitaríamos es completar unos USD 2 000 millones adicionales hasta el cierre del año”, añadió .

Además del endeudamiento, el Gobierno confía en que este año, los ingresos por exportaciones de petróleo le dejen al Fisco USD 2 000 millones, contrario a lo que había manifestado el expresidente Rafael Correa, quien anticipó que los precios del petróleo solo alcanzaban para cubrir costos, importar derivados y pagar deudas a las petroleras.


El Ministro dijo desconocer los cálculos que hizo la administración anterior para determinar que no existirían ingresos por ventas de petróleo. En el presupuesto de este año, además, se contemplaron alrededor de USD 1 000 millones por venta de activos estatales, aunque no hay un detalle.

Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, detalla que los datos disponibles, hasta julio, revelan que el Gobierno ha recibido casi USD 6 000 millones. USD 3 000 millones por la colocación de bonos soberanos en enero y junio; USD 1 500 por operaciones de liquidez con las cuales el Banco Central le prestó a Finanzas dinero de sus reservas; USD 400 millones por preventas petroleras y unos USD 700 millones por préstamos multilaterales y del Gobierno y bancos chinos.

Sin embargo, Carrera considera que las necesidades de financiamiento podrían ser mayores y, en ese caso, la opción más factible para el Gobierno sería colocar unos USD 1 000 millones en bonos en el mercado exterior a tasas elevadas.

“Dicen que faltan USD 2 000 millones bajo el supuesto de que el déficit será de USD 4 700 millones, pero eso está por verse, porque en la Pro Forma se sobreestimó ingresos”.

Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, explica que buena parte de los desembolsos que aún quedan pendientes corresponden a los préstamos de organismos multilaterales y de gobiernos y organismos gubernamentales. “En multilaterales, de diciembre a julio se ha entregado financiamiento por USD 432 millones, pero también hemos pagado USD 417 millones, es decir, la deuda se incrementó solo en USD 22 millones”, dice Ortiz.

Añade que durante el último trimestre de cada año se requiere un mayor financiamiento, por lo que el Gobierno debería tener un plan de acción en el que no sea necesario adquirir nuevas deudas a plazos cortos y altas tasas de interés o recurrir a financiamiento del Banco Central a través de operaciones de liquidez.

“El mayor requerimiento de financiamiento es en los últimos meses del año. El déficit del año pasado, hasta agosto, fue de USD 1 800 millones, pero terminó en 6 000 millones, porque el último trimestre fue el de mayor demanda”.

En este contexto, el ministro De la Torre reconoció que el Gobierno necesitará realizar nuevas operaciones de endeudamiento, debido a que durante los cinco primeros meses del año, durante el gobierno del expresidente Correa, “se desarrollaron muchas operaciones y no había todavía el financiamiento completo para el cierre del año”.

En el plan para obtener recursos para lo que queda del 2017, según Finanzas, constan el nuevo crédito con el FLAR, pedir el cupo máximo en multilaterales como la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Mundial; además de operaciones con bancos de inversión, principalmente estadounidenses; y nuevas preventas petroleras .

“No se descarta que eventualmente se pueda requerir una colocación de bonos a fin de año, pero por lo pronto no está programada ninguna”.

Pedro Sánchez, economista y gerente de Coface Ecuador, considera que la ruta de los multilaterales sería la correcta, pues destaca que estos organismos son los que le permiten obtener crédito en mejores condiciones en comparación con la emisión de bonos en el exterior.

“El Gobierno debe enviar el mensaje de que está manejando las finanzas de manera prudente, eso debería tener un impacto positivo en el Riesgo País, para obtener financiamiento en mejores condiciones”, señala.

De la Torre asegura que está trabajando en ese objetivo. “Procurando mejorar la imagen del Ecuador a nivel internacional para que esto se traduzca en reducción de Riesgo País, bajando el déficit fiscal en USD 1 000 millones este año”.

El viaje de una semana que el titular de Finanzas realizó entre el 4 y el 8 de septiembre a Washington, para visitar organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue un paso más en ese plan. La gira, según informó el Ministerio, se realizó con el objetivo de fortalecer la presencia de Ecuador en los principales espacios de cooperación financiera y económica internacional.

Para Carrera, con una colocación de bonos por alrededor de USD 1 000 millones, los más de USD 600 que otorgaría el FLAR y nuevas deudas con bancos chinos, ayudarían a alcanzar los USD 2 000 millones que aún faltan, sin embargo, cuestiona que no sea suficiente si el Gobierno no logra reducir los gastos presupuestados.

Fausto Ortiz destaca que en ese escenario, la opción que le quedaría al Gobierno sería atrasarse con los pagos, como ocurrió en años anteriores.

En Contexto

Del 4 al 8 de septiembre, el ministro de Finanzas Carlos de la Torre tuvo varias reuniones en Washington (EE.UU.) como parte de un cronograma de visitas a organismos multilaterales, como la CAF, Banco Mundial y FMI, en donde se presentó oficialmente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)