10 de January de 2010 00:00

La militancia de Alianza País pide cambios

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Tulcán

El movimiento Alianza  País no logra consolidar su presencia orgánica  en Carchi. La razón: todavía  persisten sus discrepancias internas. 



La política en el Carchi
En las marchas del   jueves participó Eduardo Paredes, a nombre d e la directiva nacional. Lo acompañó el gobernador del Carchi,  Efrén Benavides.
25 de los 26 tenientes  políticos fueron ratificados en sus cargos dentro de esta  provincia, pese al descontento que existe en  la militancia de  Alianza País. 
A finales de año  se especuló que el gobernador de Carchi, Efrén Benavides, no sería ratificado. Incluso se habló de posibles candidatos a ostentar esta dignidad. Pero él está ratificado.El proceso eleccionario del año anterior causó los primeros roces. La designación,  a última hora, de Pedro Velasco, quien  se desafilió de la ID   para participar a nombre del oficialismo, como candidato a la reelección para la Alcaldía de Tulcán, causó malestar.  Si bienVelasco ganó las primarias internas, perdió en los comicios   frente al candidato del Movimiento Conservador, Julio Robles. 

Además,  para la definición de las  candidaturas para          asambleístas y para la Prefectura tampoco hubo consensos. Cada  grupo al interior del movimiento quería imponer a los candidatos. Por esta razón,  Alianza País solo consiguió uno de los tres puestos que Carchi tiene en la Asamblea.

Con los altibajos  electorales de lado,  los problemas internos de la   organización continuaron por   la ocupación de cargos  en las entidades provinciales del  Gobierno.
Al interior de A. País se habla de  dos grupos   claramente identificados.  Uno está con el gobernador del Carchi, Efrén Benavides. Mientras que el  otro está con el asambleísta Carlos Velasco.

Los fundadores de la lista 35 en esa provincia aseguran que no hay distanciamientos. Sin embargo, durante  el festejo por el tercer aniversario  de la agrupación, que se realizó el jueves pasado en el centro de Tulcán,  fue notoria la ausencia de los  alcaldes de Espejo  y Bolívar y de otros militantes. 

El descontento por los nombramientos en las diferentes direcciones es evidente.   La militante Flor Cadena  manifestó que los puestos se dan por “palanqueo y  por amistades”. Ella participó en dos concursos de  merecimientos para las direcciones del  Consejo Nacional  de Sustancias Psicotrópicas  (Consep) y del Instituto de la Niñez (Innfa). “Para el  Consep se calificaron 19 carpetas y me  seleccionaron entre las seis. Al final, indicó  Cadena, llegó una persona impuesta desde Quito”. 

Mientras que  para el  Innfa, aseguró, se  envió a Quito  la documentación de una sola aspirante,  por parte de la Dirección del Ministerio de Inclusión Social,  y que se dejó las cuatro restantes.

El director de esa Cartera, Milton Tadeo, dijo que  para la selección de ese cargo se enviaron todas  las carpetas que llegaron a su despacho. “A los dos meses nos llamaron y nos dijeron que se eligió a Miriam  Cabezas”.

Cadena ha insistido en que pesan más las  influencias de Quito.    Esto también lo cree el alcalde de Espejo, Kleber Andrade. Él se identifica con el grupo de Velasco. “Hay gente que no está en la línea del movimiento”, criticando  la actitud del gobernador de Carchi, Efrén Benavides. “Cuando se le llama para una reunión no asiste y si se sugiere un cambio de  un teniente político no da paso”. 

Benavides manifiestó que si hay denuncias de una supuesta mala administración en las tenencias políticas, comisarías o jefaturas políticas deben  llegar por escrito. “No podemos destituir a alguien  sin sustentos”.   

Jerry Narváez, otro  integrante de A. País, dijo  que una rendición de cuentas de los actuales directores sería apropiada. “Así la gente sabrá en qué se invierten los recursos del Gobierno”. Para Narváez hace falta una cabeza visible en el Movimiento; alguien que reestructure a la agrupación.

Pero esto no será fácil cuando hay cantones que ni siquiera cuentan con una organización. Ernesto Hidrovo, alcalde de Bolívar, sostuvo que ni de la dirigencia provincial ni la nacional surge una iniciativa. “La  única representación es la del asambleísta y de nosotros como autoridades cantonales, pero nada más”. 

Iván Rodríguez, ex candidato a la Prefectura, explicó que  se sobredimensiona las diferencias que hay en el Movimiento. Él  es partidario de deponer actitudes personales para consolidar una  agrupación política y  tolerante.  

Antes de la convención nacional que se realizará en el primer trimestre de este año, los líderes del movimiento deberán convocar a reuniones en diferentes cantones para hablar de los problemas de la agrupación. 

Edin  Moreno, concejal de   Tulcán, propone activar los Comités de la  Revolución Ciudadana. “Se hará convocatorias y así se definirán los lineamientos que requiere la  agrupación”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)