13 de diciembre de 2015 12:48

Miles de feligreses festejan a la Virgen de Guadalupe, a dos mes de la visita del Papa

Miles de peligreses llegaron hasta la Basílica de Guadalupe, para visitar a la Virgen. Foto: AFP

Miles de peligreses llegaron hasta la Basílica de Guadalupe, para visitar a la Virgen. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Decenas de miles de feligreses, algunos con grandes santos a cuestas, otros disfrazados de jaguares o con plumajes de águilas reales, festejaron a la Virgen de Guadalupe en la Basílica de la Ciudad de México, a casi dos meses de que el Papa visite el país.

En el atrio del templo mariano, entre personas que avanzaban de rodillas hacia el altar de la Virgen morena, Gilberto Rodríguez, de 34 años, comentó ayer 13 de diciembre del 2015, que espera que Francisco le “traiga un poquito de ánimo para superar adversidades por la cuales está pasando el país: la inseguridad, las cuestiones que nos llegan un poquito al corazón a todos los mexicanos”.

Él vive en el Estado de México, una de las regiones que visitará el Papa durante su viaje del 12 al 17 de febrero del 2016, y que, junto con la norteña Ciudad Juárez (fronteriza con Estados Unidos, que también forma parte del viaje papal), encabeza la lista de los sitios con mayor número de secuestros y asesinatos de mujeres.

Además de buscar bendecir su estatua religiosa, Gilberto y su familia ofrecerán un baile a la Guadalupana.

Decenas de grupos de danzantes de diversas regiones del país se congregaron en la Basílica, a la que desde el jueves han llegado 6 millones de peregrinos, según cifras de la policía capitalina.

Algunos de los danzantes vestidos como jaguares o venados con plumas, en calzoncillos y luciendo adornos dorados que emulan al arte prehispánico, cargan imágenes de la virgen mientras le ofrecen su baile a ella y a los cuatro puntos cardinales.

“Vengo desde hace 30 años a bailar este día en el que se concentra toda la energía que nos da la virgencita, vengo a agradecerle la vida y a pedirle otro año de salud”, comenta César Uribe, un hombre de 37 años mientras prende incienso de copal, el mismo que los indígenas han usado para venerar a sus deidades desde antes de la conquista española.

César espera que con sus danzas “se genere la energía necesaria para que más mexicanos que no son católicos se conviertan a esta religión, más ahora que va venir el papa” al segundo país más religioso de América Latina, después de Brasil.

El Pontífice “es un santo que viene de Dios. También hay que venerarlo, con fe, para que también nos dé buenas motivaciones hacia toda la fe católica”, comenta Laura García.

La leyenda

La leyenda católica cuenta que un sábado de 1531 al indígena Juan Diego se le apareció la Virgen de Guadalupe en el cerro de Tepeyac, donde pidió que se le construyera el templo mariano.

Y tal vez ese es el origen de los problemas de inseguridad que sufre México, consideró Francisco en una entrevista con Televisa realizada en marzo pasado.

“Yo pienso que a México el diablo lo castiga con mucha bronca por esto (la aparición de la Virgen de Guadalupe). Creo que el diablo no le perdona a México que ella haya mostrado ahí a su hijo, interpretación mía. México es privilegiado en el martirio por haber reconocido, defendido, a su madre”, dijo el Papa en la entrevista.

Una de las misas que ofrecerá el Papa en México será en la Basílica de Guadalupe, a donde también acudieron el sábado danzantes para venerar a sus dioses aztecas.

“Ellos (los católicos) tienen la casa, pero los dueños somos nosotros, porque nacimos aquí. Nuestra cultura ha sobrevivido a pesar de todas las presiones que hemos recibido precisamente de ellos”, comentó Gabriel Bolaños, un hombre de 60 años que vive del comercio informal mientras se prepara para bailar en el atrio del templo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)