13 de febrero de 2017 12:10

Un equipo de milenials acompaña a Bucaram en los barrios y las redes

Carlos Luis Juez y Mario Ron (izq.) no se despegan del candidato. Aquí, en una caminata por barrios de Guayaquil. Desde la cabina, Rossy Gómez, da asesoría a Bucaram, en el Guasmo Sur.

Carlos Luis Juez y Mario Ron (izq.) no se despegan del candidato. Aquí, en una caminata por barrios de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 9
Elena Paucar

En el Guasmo o en Washington D.C. El equipo de Abdalá ‘Dalo’ Bucaram Pulley se mueve en los barrios del país con la misma camaradería que ha recorrido universidades estadounidenses, donde se formaron para la contienda electoral.

En ‘Dalo al día’, el ‘reality’ que el candidato de la lista 10 estrenó para estas elecciones, se puede ver a Carlos Luis Juez, Mario Ron, Carlos Ferrín y otros miembros del partido, en seminarios políticos en la Universidad George Washington (EE.UU.) -aquí Bucaram obtuvo una maestría-. También aparecen frente a la Casa Blanca y en Ben’s Chili Bowl, famoso por sus hot dogs, la lucha contra el racismo y las visitas de Barack Obama.

Este grupo de treitañeros milita junto al presidenciable en el territorio, en los bingos y caminatas por zonas populares; y en el campo digital, en la producción de ‘app’ y manejo de redes sociales. Son sus amigos, con quienes ha compartido parte de su infancia o momentos de su vida cristiana.

La casa de los Bucaram Pazmiño, en el norte de Guayaquil, es el centro de operaciones y el punto de encuentro para caravanas y recorridos. En medio de los juegos de sus hijos y las caricaturas en la TV, se afina la estrategia de campaña.

Aquí se reúne con Mario Ron, postulante a asambleísta y quien maneja la agenda del día; con Lenín Duque, secretario general del partido Fuerza Ecuador (FE), y Rossy Gómez, otra candidata más a la Asamblea y asesora personal.

Es un día entre semana y casi no hay espacio en la sala. En un sofá, Carlos Luis Juez da órdenes a través de su celular. Pide que la camioneta esté lista con los parlantes que retumbarán con salsa choke y prepara las tablas de bingo, una estrategia de convocatoria en barrios populares, especialmente de Guayaquil. Es el jefe de campaña y parte de la papeleta de aspirantes a la Asamblea. “No recibo sueldo”, aclara.

“El aporte diario en la campaña se da gracias al apoyo de simpatizantes, dirigentes y personas que creen en este proyecto político”, responde el abogado y empresario agroindustrial cuando le consultan por el presupuesto que maneja FE para estas votaciones.

Casi todo el equipo está integrado por jóvenes. Es más, ‘Dalo’ se presenta como la opción para los milenials. Aunque parte de su equipo evoca al desaparecido PRE.

Alfredo Arboleda es parte de esa vieja guardia y el actual coordinador nacional de estructuras. Él comanda y aglutina a los grupos bajo la 10, para que esperen al presidenciable en el Guasmo o en Monte Sinaí, en Guayaquil; en Machala o Pedernales, con banderines, cintillos y camisetas. También organiza las tarimas rodantes para los discursos y las caravanas, que agrupan a unos 80 carros en promedio, empapelados con la propaganda de FE -el candidato casi siempre se mueve en su auto familiar; también tiene el ‘Dalomóvil’-.

“Las estructuras se organizan de forma voluntaria e independiente, lideradas por directores provincial o cantonal, en todo el país. Nuestros afiliados son 286 000”, dice Arboleda.

La campaña de carne y hueso es tan intensa como la virtual. Y Carlos Ferrín es quien enlaza toda la estrategia de comunicación. El ‘Dalo por hecho’, del 2007 para la Asamblea; y el nacimiento de Fuerza Ecuador tienen su firma. “Lo de fuerza es genético. La fuerza del cambio (de Jaime Roldós Aguilera), la fuerza de los pobres (de Abdalá Bucaram Ortiz), no se puede dejar a un lado”, dice este publicista con experiencia en neuromarketing político, que conoció al candidato en un encuentro cristiano.

Para Ferrín, esta no es su primera campaña. En el 2013 aportó al concepto de ‘ya tenemos presidente’, de Rafael Correa. “Pero esta es mi primera campaña presidencial desde la cabina de mando”, confiesa.

Desde esa cabina también controlan las redes sociales, las app para iOS y Android, los jingle de salsa choke con la voz del cantante esmeraldeño El Maldito Brujo, el ‘reality’… El hombre detrás de este mundo virtual es Luis Palacios.

El director de medios digitales de FE ha sumado experiencia desde otras trincheras: fue parte de los equipos de comunicación del PSC, de Guillermo Lasso, de Alianza País... “Hoy formo parte de la agencia Inhouse, montada por Dalo para su campaña presidencial”.

Palacios destaca el soporte en las redes que brinda Gabriela Pazmiño, la esposa del candidato, expresentadora de TV y quien se autodenomina ‘la primera dama del Ecuador’.

Su cuenta de Instagram (@gabypazminop) tiene más de 1,1 millones de seguidores y más de 31 000 fotos, entre ellas algunas desde las tarimas o, simplemente, junto a sus hijos.

Su canal de YouTube, la Gaby TV, es otro gancho. En esa plataforma presentan los capítulos de su ‘reality’ Cara, cuerpo, rostro y familia, que hace un zoom a la vida hogareña, inmersa en el vendaval político de estos días electorales.

En territorio o en lo virtual, la estrategia de FE es similar. Y Ferrín lo resume en cuatro líneas: oír a la gente e incluir sus ideas en el mensaje, dirigirse a la familia, usar la creatividad emotiva para generar ‘dopamina’ en el electorado, y la cercanía, con videos diarios o visitas puerta a puerta. “Dalo se muestra como tal -dice Ferrín-. No ha creado ningún personaje basado en ‘House of Cards’, no finge ser cercano al pueblo, no pretende ser un Bernie Sanders criollo. Él es lo que es en la campaña y en la vida real”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (9)