15 de abril de 2016 11:49

Tres supuestos miembros de 'Los Ñetas' estarían vinculados con una organización de trata de personas

Después de que la Policía efectuara el rescate de una joven adolescente, en un burdel de Quito, la menor fue trasladada a una casa de acogida. Foto: Imagen referencial Archivo/ EL COMERCIO

Después de que la Policía efectuara el rescate de una joven adolescente, en un burdel de Quito, la menor fue trasladada a una casa de acogida. Foto: Imagen referencial Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 40
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Unidad de Noticias

Nuevos detalles surgen luego de la Operación Invierno, la incursión policial ejecutada la tarde del miércoles 13 de abril en el 'night club' 122, ubicado en el sector de El Guambra, en el centro norte de Quito. Ese día, agentes de la Unidad Antitrata de Personas rescataron a una joven de 17 años del burdel.

Las investigaciones de la Policía revelan que los tres detenidos en el operativo integran, aparentemente, la organización de 'Los Ñetas'. De hecho, en un reporte, el Ministerio del Interior asegura que los sospechosos se dedicaban al presunto delito de trata de personas con fines de explotación sexual".

Desde ayer (jueves 14 de abril del 2016), la adolescente rescatada del 'night club' permanece en una casa de acogida, bajo la protección del Sistema de Víctimas y Testigos de la Fiscalía.

Menores captadas afuera de centros educativos
Inteligencia policial advierte que los sospechosos captaban a las adolescentes en centros educativos de Quito. Estudiaban los perfiles de potenciales víctimas, que por lo general vivían en hogares disfuncionales.

Una vez que reclutaban a las jóvenes, los detenidos, "pertenecientes a la organización los Ñetas, las trasladaban al centro de tolerancia, ejercían control en la promoción y explotación sexual y recibían los réditos económicos de este negocio ilícito", detalla Interior en el reporte.

Evidencias confiscadas
En la Operación Invierno participaron unidades élite de la Policía, funcionarios de la Fiscalía y de la Intendencia. Los agentes allanaron el burdel y también un domicilio situado en La Tola, en el centro de la ciudad.

Los investigadores confiscaron preservativos, carnés, cédulas, fotografías, agendas telefónicas, computadoras portátiles, equipos celulares, y un vehículo en el que supuestamente los sospechosos transportaban a las víctimas al 'night club'.

En la incursión policial, los uniformados también verificaron los documentos de 10 mujeres extranjeras. Todas tenían sus papeles en regla y eran mayores de edad.

Ayer, Israel Gualsaqui, intendente de la Policía, dijo a EL COMERCIO que el burdel ya tiene tres clausuras anteriores. Este nuevo cierre será indefinido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (1)