30 de octubre de 2014 15:12

Drama de Iguala resuena con fuerza en audiencias de la CIDH

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
DPA
Washington

El drama por la desaparición y posible matanza de 43 estudiantes mexicanos en Iguala, en el estado de Guerrero (México), resonó hoy con fuerza en Washington con motivo de las audiencias públicas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Aunque ninguna de las audiencias de la CIDH sobre México estaba exclusivamente dedicada a Iguala, el caso salió a relucir con motivo de la presentación ante la Comisión del Programa Nacional de Derechos Humanos de México.

Antes del inicio de las audiencias, decenas de personas se manifestaron a las puertas de la CIDH para protestar por la desaparición de los jóvenes y pedir al gobierno de Enrique Peña Nieto que haga todo lo posible para encontrar a los desaparecidos.

"Vivos se los llevaron, vivos los queremos" y "Ayotzinapa, vive y vive. La lucha sigue y sigue", son algunas de las proclamas que coreaban los manifestantes mexicanos, que mostraban fotografías de los desaparecidos.

Dentro de la sala, los representantes de las organizaciones no derechos humanos leyeron uno a uno los nombres de los 43 desaparecidos y, acto seguido, se guardó un minuto de silencio en memoria de los estudiantes ejecutados extrajudicialmente.

"Hoy nuestro país esta viviendo un momento que, sin duda, pone a prueba nuestros avances normativos y la fortaleza institucional en materia de derechos humanos y obliga a las autoridades a tomar medidas para erradicar definitivamente hechos de esta naturaleza", reconoció la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón García, durante la audiencia.

Limón reiteró el compromiso del gobierno de Peña Nieto en realizar una investigación "objetiva e imparcial" de los hechos para sancionar a los responsables y garantizar la atención a las victimas.

Mientras la delegación mexicana puso sobre la mesa el Programa Nacional de Derechos Humanos para mostrar los avances que está haciendo su gobierno en esta materia, las organizaciones pro derechos humanos acusaron al gobierno de hacer "un diagnóstico de escritorio, no basado en la realidad" antes las graves violaciones de derechos humanos que se están produciendo en México.

"No ha habido un cambio contundente en poder prevenir las violaciones de derechos humanos, en poder combatir la impunidad. Son cambios cosméticos" que no han evitado que se produzcan casos como los de Tlatlaya e Iguala, se lamentó Jaqueline Sáenz, coordinadora de la ONG mexicana Fundar.

Esta defensora de los derechos humanos consideró que el caso de Iguala es "un punto de no retorno" en México. "Nos impacta a todos 43 desaparecidos, pero es una crisis de más de 22 000 desaparecidos, con una cifra negra que no se ve", dijo Sáenz. Dado la gravedad de los hechos, los solicitantes pidieron a la Comisión que realice una visita in loco a México.

Para ello, la Comisión tiene que recibir una invitación oficial del gobierno. "Sin duda hay una crisis en materia de derechos humanos en México", aseguró Emilio Álvarez Icaza, secretario ejecutivo de la CIDH, en declaraciones a la prensa tras la audiencia.

"Son hechos extraordinariamente graves y la principal preocupación es que los estudiantes aparezcan con vida", añadió Álvarez Icaza. "Las desapariciones forzadas en México es un fenómeno que ha llegado a miles de personas.

Lamentablemente, no es un fenómeno nuevo. Es un fenómeno doloroso, profundo, que ha roto el tejido social en México", añadió el secretario ejecutivo de la CIDH.

Está previsto que en la noche del jueves que haya una reunión de seguimiento para abordar el tema de Iguala, tras la cual la Comisión decidirá los pasos a seguir.

La CIDH deberá determinar si ofrece asistencia técnica a México para desarrollar capacidades para la búsqueda de desaparecidos, tal y como han solicitado tanto las organizaciones pro derechos humanos como el gobierno mexicano.

Debido a la urgencia y gravedad de esta situación, la Comisión otorgó medidas cautelares el pasado 3 de octubre en el caso de Iguala.

De acuerdo con las investigaciones, agentes municipales, aliados con el cártel de los Guerreros Unidos, estuvieron presuntamente involucrados en el asesinato y desaparición de los jóvenes de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapala noche del 26 al 27 de septiembre en Iguala, a unos 200 kilómetros al sur de Ciudad de México.

Los policías dispararon contra los jóvenes después de que estos tomaran por la fuerza algunos autobuses para manifestarse. En los incidentes además de los desaparecidos murieron seis personas, tres de ellos estudiantes, y 25 resultaron heridas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)