30 de junio de 2015 21:28

El mercado bursátil del país se contrajo en seis meses

Para fomentar la cultura bursátil, la Bolsa de Valores de Quito organiza anualmente el Juego de la Bolsa, con estudiantes. Foto: Cortesía

Para fomentar la cultura bursátil, la Bolsa de Valores de Quito organiza anualmente el Juego de la Bolsa, con estudiantes. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 2
Evelyn Tapia

El mercado bursátil en el país aún es pequeño, pero sano. Los casos de ‘default’ -empresas que han caído en suspensión de pagos de sus obligaciones- son menos del 0,50%, si se toman en
cuenta las emisiones realizadas en los últimos 10 años, según la Bolsa de Valores de Guayaquil.

Sin embargo, debido a que desde el año pasado el país atraviesa una situación económica difícil, el sector se ha restringido y hay algo de nerviosismo.

“El mercado de valores no está aislado de la economía del país y, en general, la economía está más restringida. Eso impacta en las acciones que toman los empresarios, que pensarán más para ver si es un momento oportuno para invertir”, sostiene Mónica Villagómez, presidenta de la Bolsa de Valores de Quito (BVQ).

Aunque la oferta pública creció de USD 1 2 364 millones en el 2013 a USD 15 543 millones en el 2014, debido a la venta de Produbanco al Grupo Promerica y a la venta del Holding Tonicorp al grupo Arca Continental, en lo que va de este año las cifras van en sentido contrario.

Durante el primer semestre del 2014, el número de emisiones (obligaciones, titularizaciones, papel comercial) fue de 57, mientras que en el mismo período del 2015 llegó a 39.
Los montos negociados también cayeron. Lo negociado durante el primer semestre del año pasado ascendió a USD
3 273 millones, mientras que en ese mismo período del presente año se contrajo un 24%.

Eva Vinueza, directora de Promoción y Educación al Inversionista de la Superintendencia de Compañías, cuenta que hay varios mitos alrededor del mercado de valores y que reflejan que en el Ecuador todavía existe desconocimiento de su funcionamiento.

“Es necesario capacitar a las personas. Hay riesgos en todo y también cuando se invierte. Por eso hay que estar bien informado”, señala.

Las preguntas más comunes están relacionadas con el riego de invertir, creer que se necesitan grandes sumas de dinero o que solo las grandes empresas pueden participar.

Negociaciones en el mercado nacional de valores

Negociaciones en el mercado nacional de valores

Boris Lascano, gerente de la Real Casa de Valores de Guayaquil, explica que todo esto pasa por el desconocimiento. Primero, hace énfasis en que dentro del mercado de valores hay acciones de empresas que se ofertan en menos de USD 3.

“Las acciones que están ofertándose en mercado nacional son de empresas que han demostrado ser confiables. Es irónico que la gente esté dispuesta a invertir en un negocio nuevo, que no sabe cómo le irá, cuando puede hacerlo en algo que ya está constituido y está trabajando”, dice.

Empresas como Holcim, Corporación La Favorita y el Ingenio Azucarero San Carlos, que están entre las 500
más grandes del país, ofertan acciones en bolsa.

Villagómez coincide con Lascano y añade que en la Bolsa de Valores de Quito, de las 280 empresas que participan de actividades bursátiles, unas 116 pertenecen al segmento de Pequeña y Mediana Empresa.

De todas formas, el número de participantes es bajo y eso también se explica por el alto número de empresas familiares y la cultura del ecuatoriano.

De las 73 880 compañías activas en el Ecuador, un 95% son familiares y los propietarios no suelen estar dispuestos a abrir su capital y dejar que otros compren acciones. De ahí que apenas un 2% de las negociaciones en el mercado de valores sea de renta variable, es decir, de acciones. El resto corresponde a transacciones de papeles de renta fija, como obligaciones y titularizaciones.

Lascano considera que los empresarios prefieren las obligaciones y titularizaciones porque son papeles que dan más seguridad que las acciones. “Las obligaciones son como un pagaré. En cambio, cuando se trata de acciones, quien invierte y quien oferta se convierte en socio de una empresa. Si a mí me va bien al que invierte le va bien. Pero si le va mal a la empresa, a los dos nos va mal y eso no le gusta a todo el mundo”, dice Lascano.

Con proyectos como la Ley de Herencias, el Gobierno plantea mecanismos para “democratizar el capital” de manera que las acciones de las empresas tengan más propietarios, pero no mediante negociaciones en mercado bursátil, sino mediante donación.

En el artículo 10 del proyecto de ley se permite a los herederos donar acciones para reducir el monto de impuesto generado por herencia. Pero los expertos consultados creen que la democratización necesita un proceso educativo previo -que capacite a los potenciales socios de las empresas- y programas de incentivos para que más inversionistas incursionen en bolsa.

Bolsa 

El número de emisiones también se redujo de 57 a 39, en el primer semestre

En Contexto

La Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros realiza desde el 2010, en Quito, el Programa de Formación en Mercado de Valores y desde junio de este año se comenzó a impartir en Guayaquil. El programa es gratuito y se extenderá hasta diciembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)