12 de julio de 2015 12:25

El mensaje de Francisco se volvió a oír en las misas dominicales en Guayaquil

Los discursos que el papa Francisco emitió durante su visita a Ecuador, entre el 5 y 8 de julio, resonaron nuevamente en algunas iglesias católicas de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Los discursos que el papa Francisco emitió durante su visita a Ecuador, entre el 5 y 8 de julio, resonaron nuevamente en algunas iglesias católicas de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Narcisa Rendón
y Elena Paucar
Redactoras

El mismo mensaje en distintas voces. Los discursos que el papa Francisco emitió durante su visita a Ecuador, entre el 5 y 8 de julio, resonaron nuevamente en algunas iglesias católicas de Guayaquil durante las misas de este domingo 12 de julio.

El llamado a evangelizar se escuchó con fuerza en la iglesia San Francisco, ubicada en el centro de Guayaquil. Luego de la lectura del evangelio en Marcos 6, cuando Jesús envió a sus apóstoles a predicar su mensaje, el párroco motivó a los fieles a dar a conocer a Dios a los demás, “a no ser cristianos para nosotros mismos”.

“La visita del Santo Padre Francisco nos ha dado un empujón para que hagamos, por lo menos, conciencia de nuestra misión sobre la Tierra. Nos motiva a anunciar el evangelio, a llevar la buena noticia a todas personas, a tratar de conquistar a muchos para el Reino de Dios”.

También habló de los excluidos, tan nombrados por el papa Francisco en sus enseñanzas. “Para el Reino de Dios nadie es excluido; todos somos convocados y llamados”.

Las imágenes del Pontífice y varios de sus mensajes permanecen en la cartelera, en uno de los ingresos a este templo. En algunos postes de la iglesia aún se perciben los carteles que daban la bienvenida a Francisco a la ciudad.

El mensaje dirigido a la familia, que el Papa dio a los miles de guayaquileños que se convocaron en Samanes, fue retomado este domingo en la iglesia del Cristo del Consuelo, en el suroeste de Guayaquil.

Esta congregación, encabezada por el sacerdote Ángel Villamizar, participó en una procesión hacia el templete, la tarde del domingo 5 de julio, un día antes de la misa campal. Una semana después, Villamizar habló de la familia como “núcleo de la sociedad”.

Durante la homilía dominical se dirigió a aproximadamente 500 fieles católicos, a quienes rememoró que “el mejor vino está por venir”, como lo dijo el Pontífice en Guayaquil. “¿Se acuerdan de las palabras del papa Francisco sobre las familias? El vino al que se refirió es el de la esperaza nueva”, agregó el sacerdote.

A partir del mensaje papal, el párroco del Cristo del Consuelo cuestionó que actualmente muchas familias se compongan de abuelos y nietos, y no de padres, madres e hijos. Señaló como una de las causas la poca paciencia en los momentos difíciles de las familias, por lo que pidió reflexionar en las palabras de Francisco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)